8 de diciembre de 2019, 15:27:00
Economía


¿Qué ventajas ofrece una asesoría para despachos profesionales y empresas?

EL IMPARCIAL


Conseguir que el proyecto que se tiene en mente vea la luz, de los primeros pasos y consiga mantenerse es una tarea cada vez más complicada porque Internet ofrece tantas oportunidades como desventajas, ya que ahora todo el mundo puede llegar a ser competencia y viceversa. Esto se traduce en que cuando se cuenta con un equipo pequeño lo importante es aprovechar al máximo los recursos de que se disponen, derivando funciones, que no son las propias, a empresas externas que estarán más especializadas y, por tanto, trabajarán de una manera más eficaz. Como esto le ocurre a la mayor parte de las empresas montar una asesoría supone verse en un mercado donde hay constantes demandas de este servicio. Para la empresa en sí, que tenga en mente contratar este servicio las ventajas son múltiples.

1. Asesoramiento no condicionado. El formar parte de una empresa y tener que ocuparte de su gestión muchas veces supone entrar en conflicto. Desde dentro no se puede ver todo con perspectiva y se hace necesario contar con un agente externo que pueda hacer su trabajo sin condicionante alguno.

2. Ahorrar costes. Contar con una asesoría externa ayuda a tener que eliminar costes innecesarios de local, suministros eléctricos, agua, equipos informáticos... Pese a todo, a lo hora de escoger es importante no sólo mirar el precio, sino también los servicios que ofrecen y las referencias que otros clientes hayan podido dar. Con Internet esta búsqueda es sencilla.

3. Conocer a otros clientes. Como los asesores trabajan con otras muchas empresas, esto puede hacer que sirvan como puente para establecer relaciones comerciales provechosas.

4. También cuentan con las herramientas adecuadas y están al tanto de todas las novedades legales, algunas tan provechosas como nuevas deducciones o posibles subvenciones a solicitar.

Por su parte, como indicábamos, a los despachos profesionales también les suponen ciertas ventajas el contar con una asesoría. Más allá de que los clientes están ahí, como hemos visto, es una buena manera de conseguir captarlos, llegando a ser más competitivo y, por tanto, lograr mayores beneficios.

Es una buena manera también de hacerse con el software específico que se requiere para gestorías (tanto en el ámbito laboral, fiscal como contable) Y todo, en un único programa, lo que simplifica llevar a cabo las diferentes gestiones.

Como se está en constante contacto con otros despachos se puede asegurar que el servicio que se ofrezca al cliente será integral. Lo que no pueda ofrecer uno, seguro que lo puede suplir el otro y a la inversa. Es una buena manera de no perder clientes. Incluso es ir más allá, es una manera de que éstos sepan que pueden contar contigo para cualquier gestión.

Si aún te estás pensando si montar una asesoría puede serte rentable o no, la mejor solución pasa por contactar con empresas que se han especializado en esto. Ellas te podrán orientar, ayudarte a comprar tu despacho (o a trasladarte, si es el caso) e indicarte el mejor camino a seguir para cosechar el éxito. Sólo tienes que responder a un breve formulario para comenzar.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es