17 de julio de 2019, 8:31:46
Deportes

ÚLTIMA JORNADA


Seis Naciones. Irlanda se venga y niega a Inglaterra el Grand Slam y la leyenda

EL IMPARCIAL

Concluye la edición de 2017 con los británicos alzando la copa el Dublin.


La edición de 2017 del Seis Naciones ha asistido a una traca final de amargo sabor para los ingleses y de dulce regusto vengativo para Irlanda. Y es que el XV de la Rosa tenía ante sí la oportunidad de alzarse con el Grand Slam y con el récord de triunfos encadenados de manera consecutiva. Visitaban el Aviva Stadium de Dublin con la intención de doblegar a un enemigo íntimo y elevar, de este modo, la altura del hito. Pero los locales tenían otros planes.

No obstante, el XV del Trébol ya fue el encargado de truncar, en noviembre de 2016, la racha de Nueva Zelanda. Entonces, en Chicago, los irlandeses fijaron en 18 la cifra récord de partidos concluidos con victoria de firma enlazada. Y su carácter rebelde (o agua fiestas, según se mire) salió a relucir en la tarde de ese sábado hasta domesticar a los visitantes y hacerles hincar la rodilla, y el orgullo, por un escueto marcador de 13-9.

Resulta complicado imaginar que el hecho de haberse proclamado campeones de este Seis Naciones la pasada semana influyera en la motivación de los pupilos de Eddie Jones. Hoy pugnaban por trascender, una meta más elevada que la cosechada pero también más etérea, menos tangible. E Irlanda, que se tomó en serio su rol y la rivalidad que es une al contrincante vencido, evitó que los ingleses celebraran algo más que el trofeo que les fue entregado en su casa.

La arrasadora victoria lograda en Twickenham ante Escocia (61-21) no hacía presagiar lo ocurrido, pero la defensa irlandesa marcó la pauta del envite. Logró amarrar la ofensiva oponente hasta el punto de aislar la anotación de Owen Ferrel -tres golpes de castigo- y mover el oval y el marcador en base a la puntería entre palos de Jonathan Sexton (dos anotaciones y una conversión) y el try final, obra de Iain Henderson.

De este modo se esfumó a esperanza inglesa de ser el primer combinado en repetir Grand Slam desde 1992. La jornada se completó con los triunfos de Francia (20-18 ante Gales, con 19 minutos de prolongación, hecho que evita que el Dragón sea cuarto en el World Rugby Ranking) y de Escocia ante Italia (29-0). Así, Francia terminó tercera a pesar de cosechar el mismo balance de victorias y derrotas que escoceses e irlandeses. Y os transalpinos, por su parte, sellaron un 5 de 5 impecable con respecto a su inercia negativa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es