15 de octubre de 2019, 3:09:18
Nacional

VARIOS DIRIGENTES TOMAN PARTE EN UN DEBATE QUE SE ENCONA


La gestora y los sanchistas, a la gresca por las primarias

EL IMPARCIAL

Margarita Robles, afín a Pedro Sánchez, echa más leña al fuego socialista.


Robles ha subrayado la necesidad de que, al igual que ocurre en el mundo judicial, se guarde la apariencia de imparcialidad en el proceso de primarias abierto en el partido y que sea otra persona la que lleve "todo este proceso de diálogo y preparación previa de las primarias".

La diputada, afín al ex secretario general Pedro Sánchez, ha hecho esta petición para que "no haya ninguna duda" respecto a la neutralidad de la gestora. "No es que yo la tenga, pero vengo de un mundo en el que la apariencia de la imparcialidad es muy importante y yo creo que ser portavoz de la gestora y del Parlamento en Andalucía puede dar una apariencia de no imparcialidad", ha insistido.


Sube el tono del debate

La petición de Robles se produce horas antes de la reunión que Mario Jiménez mantendrá con los representantes de los candidatos que competirán en las primarias para liderar el partido para acordar un mecanismo común de financiación de la precampaña.

Las críticas a la sugerencia de la diputada sanchista no se han hecho esperar. Y han venido desde diferentes territorios. Micaela Navarro, actual vicepresidenta segunda del Congreso y presidenta del PSOE en época de Pedro Sánchez, ha sido tajante al afirmar que "no puede ser" que se ponga "en entredicho" cualquier cuestión de las primarias o a "cualquier persona que forme parte de un órgano del partido". "Hay que ser serios", ha recalcado una Navarro que pide a Robles que sea "respetuosa con las reglas y las normas" de las que se dota el PSOE para su funcionamiento interno.

También se ha pronunciado Miguel Ángel Heredia, secretario general del grupo socialista, que ha pedido a la diputada que deje de sembrar "dudas infundadas" sobre la imparcialidad de Mario Jiménez en el proceso de primarias. "Sorprende que alguien que no forma parte de nuestra organización se permita el lujo de hacer comentarios sobre sus funcionamiento interno", ha denunciado. "Debemos hacer esfuerzos por sumar y no por dividir", ha añadido.

También de reglas ha hablado un histórico como José María Barreda, para quien es que no se deslegitime el proceso. De lo contrario, ha dicho, se puede dar la impresión de que "algunos se quieren poner la venda antes de la herida y quieren entorpecer o explicar que hay problemas en el propio proceso para, tal vez, justificar alguna postura extremista en caso de que el resultado no sea el que ellos desean". "No tiene por qué haber divisiones en el sentido de enfrentamiento", ha explicado el que fuera presidente de Castilla-La Mancha, quien ha pedido sensatez y tranquilidad.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es