22 de octubre de 2019, 12:54:53
Deportes

HAY CONVOCADA UNA MANIFESTACIÓN HORAS ANTES DEL PARTIDO


Fuertes medidas de seguridad para el España-Israel en Gijón

Javier Nuez

El ataque de Londres, que ha elevado a grado 4 la alerta antiterrorista del Ministerio del Interior, sumado a la convocatoria de una manifestación anti Israel, ha obligado a blindar Gijón y sus alrededores para garantizar la seguridad del partido clasificatorio para el Mundial 2018 entre España e Israel que se disputa este viernes en la ciudad asturiana.


Si ya de por sí cualquier desplazamiento de un equipo israelí fuera de sus fronteras trae consigo un aumento de la seguridad allá donde vayan –miembros del Mossad son acompañantes fijos en todos los viajes-, el España – Israel de este viernes cuenta con un incremento debido al clima creado en Gijón.

Declarado de alto riesgo por el Ministerio del Interior, el partido ha movilizado a agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil, Municipal, agentes de la unidad de Subsuelo, Canina, de la Brigada de Información, de Prevención y Reacción y de Intervención Policial para establecer controles y garantizar la seguridad de la comitiva israelí y de los participantes y espectadores del encuentro futbolístico.

Este aumento de la tensión previa a un partido de fútbol se debe en parte a la moción aprobada en enero de 2016 por el Ayuntamiento de Gijón –con los votos de PSOE, Izquierda Unida y Xixón Sí Puede, más la abstención de Foro Asturias- en la que la ciudad se declaraba “Espacio Libre de Apartheid Israelí”, que “adoptaría medidas legales oportunas para que los procesos de contratación y compra incluyan previsiones que impidan contratar servicios o productos a empresas cómplices de violaciones del Derecho Internacional” y “fomentar la cooperación con el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), articulado a nivel estatal por la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina”.

Ese acuerdo fue revocado el 9 de marzo tras el paso atrás dado por PSOE y Foro Asturias, pero el poso ha quedado como demuestran las palabras del embajador israelí a Pablo Tuñón de La Nueva España: “Lamentablemente, hoy en día, en muchos lados, Gijón es conocida como la ciudad que decidió boicotear a Israel”.

En 2009 también se boicoteó una actuación de la cantante Noa y en 2014, la del grupo Sheketak acabó con cargas policiales a las afueras del Teatro Municipal.

Para este viernes, quince organizaciones han convocado una manifestación horas antes del partido bajo el lema “Saca una tarjeta roja a Israel” para pedir la expulsión de la FIFA de dicha selección y en la que también repartirán cartulinas rojas para enseñarlas durante el partido en los minutos 17 y 48.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es