15 de octubre de 2019, 8:45:03
Deportes

CLASIFICACIÓN RUSIA 2018 - JORNADA 5


Rusia 2018. Gales y Bale se atascan e Italia y Croacia avanzan

EL IMPARCIAL

Bale y compañía se complican su travesía en favor de Serbia e Irlanda.


La primera jornada clasificatoria de este año para el mundial ruso ha deparado el pinchazo de Gales como noticia destacada. La selección que fuera sorpresa de la pasada Eurocopa, que arrodilló a Inglaterra y que exigió en semifinales al campeón del torneo no pudo pasar de las tablas en Dublín. Había anunciado Roy Keane, seleccionador irlandés, que fijaría su diana anatómica sobre Gareth Bale y el delantero madridista no disfrutó de opciones para desamarrar la soga isleña que deja a los dragones en una situación complicada.

Tras el 0-0 de esta fecha son ya cuatro empates los que encadenan los galeses en una fase de clasificación que cada vez se les atraganta más. Tampoco sumó en demasía este punto a Irlanda, ya que los verdes cedieron el liderato de su grupo en favor de Serbia. Gales, que es tercera, yace enfangada y lejos, en sensaciones sobre todo, de los punteros balcánicos, que se impusieron 1-3 a Georgia (en Tiflis). Y eso que hubieron los serbios de remontar el gol de Katcharava (a los seis minutos). Dusan Tadic igualaría, de penalti y en el tiempo añadido del primer acto, para que Mitrovic y Gacinovic redondearan tres puntos valiosos. Además, Austria sigue aferrada a sus opciones al ganar a Moldavia (goles de Harnik y Sabitzer), en lo que supone su segundo triunfo.

Entre los victoriosos de la jornada sobresalen Croacia e Italia. Los primeros confirmaron su mandato en el Grupo I. El dueto Modric-Rakitic parece demasiado para los rivales que el sorteo les ha entregado. Este viernes combatían con una visita poco favorable. Ganaron a Ucrania (1-0), gracias a la diana de Kalinic (goleador de la Fiorentina) que desniveló el duelo a seis minutos del descanso. No se movería el marcador aunque Mandzukic se topara con la madera. Por detrás de los finos croatas aparecen Islandia, que tumbó a Kosovo (1-2, con goles de Sigurdarson, confirmando su rendimiento de la revolución en la Euro francesa) y Turquía, que figura a tres puntos de la cima después de triunfar ante Finlandia (2-0). El doblete de Cenk Tosum (del Besiktas) en los primeros 15 minutos significó el segundo triunfo consecutivo de un combinado otomano que aparenta recuperación.

El segundo combinado ganador de la fecha, el transalpino, mantuvo su pulso con España (que ganó 4-1 a Israel) en una victoria de factura rocambolesca. No en vano, los tres puntos que mantienen a los azzurri en el cara a cara por la primera plaza del Grupo G con los pupilos de Lopetegui llegaron tras ganar a Albania en un envite que hubo de ser cancelado por el lanzamiento de bengalas de la afición albanesa, que se manifestaba atrincherada en la tribuna.

Cuando la escaramuza se hubo silenciado, el equipo dirigido por Giampiero Ventura mostró solvencia para castigar al conjunto visitante con goles de Daniele de Rossi (al cuarto de hora y a través de un penalti cometido por Basha) y Ciro Immobile. El ex sevillista remataría a la red un centro de Davide Zappacosta, referente, entre otros, de la transición que vive la cuatro veces campeona del mundo. Despojada de brillo. Aún así, Italia se maneja en una dinámica ganadora, siempre competitiva, que también se reprodujo en el Renzo Barbera de Palermo y que amenaza con convertir en decisivo el España - Italia. La primera victoria de Macedonia (0-3 en Liechtenstein) marcó el duelo de colistas que cerró el día en el grupo español.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es