28 de septiembre de 2021, 10:38:50
Mundo

ESTADOS UNIDOS


Se suicida el "asesino de Facebook" perseguido por la Policía

EL IMPARCIAL

Mató a un anciano y publicó su crimen en la red social.


Una de las historias más tenebrosas de 2017 ha llegado a su fin. Steve Stephens, el hombre que mató a Robert Godwin -un anciano de 74 años- y lo publicó en vídeo a través de Facebook en uno de los asesinatos que más han compungido a la sociedad estadounidense, ha sido encontrado muerto este martes en Erie (EE.UU.). El asesino que presuntamente eligió a su víctima al azar se suicidó mientras era preseguido por las autoridades policiales.

El conocido como "asesino de Facebook", que se descerrajó un disparo tras una persecución que llegó hasta una distancia de 160 kilómetros de Cleveland (urbe donde cometió la desconcertante fechoría que llenó de pánico al pueblo de Ohio), se dio a la fuga en un Ford Fusion blanco. Precisamente el avistamiento de ese coche, detenido en un McDonald´s, alertó a un cuidadano que advirtió a los destacamentos policiales de la posible presencia de Stephens en la zona. Cuando los agentes se aceraron el vehículo emprendió una breve huida que terminaría en el suicido, cuando el malhechor se vio acorralado.

"Steve Stephens fue detectado esta mañana por miembros de la Policía estatal de Pensilvania en el condado de Erie. Tras una breve persecución, Stephens se suicidó de un disparo", manifestó la Policía de Pensilvania en un comunicado que da carpetazo a la barbarie retransmitida en vídeo. Un portavoz de las autoridades policiales lamentó el resultado, ya que "tanto nosotros como la familia tenemos muchas preguntas" sobre el rocambolesco asesinato que cometió. No obstante, el criminal era un trabajador social que sufría probemas económicos, deudas de juego y se enfrentaba a un deshaucio, según han especificado las pesquisas. Y, además, achacó su tétrica actitud a la ruptura con su exnovia "Joy Lane".

El FBI prometió una recompensa de 50.000 dólares por información que ayudara a localizar al fugado en una operación de busca y captura que se extendió a todo el país. Ahora la sombra de la sospecha sobre la realidad de sus declaraciones previas desalienta a los cuerpos de seguridad, ya que Stephens publicó en Facebook que habría matado a otras 12 personas y que tenía pensado seguir ejecutando al azar tras asesinar a Godwin, el jubilado que fue objeto de la sinrazón para descorazonar a todo aquel que se haya hecho eco de esta historia.

Su actividad en la red social permitió al equipo de seguridad de la plataforma creada por Mark Zuckerberg identificarle en dos horas. Tras bloquear la cuenta del asesino, Facebook fue objeto de reflexión por parte del portavoz de la Policía estatal de Pensilvania. "La gente sabe el poder y el daño que pueden hacer las redes sociales (...). Esto es algo que no debería haber sido compartido por todo el mundo y punto", denunció Williams sobre la circulación por internet del vídeo del asesinato. La grabación, que fue eliminada de la red social, sigue volando por las redes, hecho que ha granjeado algunas críticas a Zuckerberg, quien este mates aseguró que harán "todo lo posible para evitar que estas cosas pasen". "Tenemos mucho más por hacer y nos lo recuerdan tragedias como la de Cleveland", zanjó el fundador de la red de redes.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es