19 de noviembre de 2019, 19:53:13
Sociedad

RIESGO DE CONTAMINACIÓN MARINA


La mancha de combustible en Las Palmas será disuelta este sábado

EL IMPARCIAL

El impacto de un ferry en el puerto ha causado un vertido de tres kilómetros.


Una mancha de más de tres kilómetros de combustible en el puerto de Las Palmas ha obligado a declarar en riesgo de contaminación marina a las ciudades de Las palmas de Gran Canaria y Telde. El vertido se produjo por la embestida de un ferry contra uno de los muelles, lo que provocó la rotura de las tuberías de abastecimiento de combustible a los buques en el puerto de la capital grancanaria.
Según informa el Gobierno de Canarias, a las 23:00 horas de este viernes, "cuando la mancha alcanzaba unos 500 metros de ancho por 3 kilómetros de largo", fue activado el Plan Marítimo Nacional. No obstante, más de la mitad fueron retirados de inmediato y estará solventado, según las previsiones, a lo largo de este sábado. Según el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, solo es combustible "un 44% ciento y apenas un milímetro de grosor". Morales ha querido tranquilizar a la población advirtiendo que "el impacto medioambiental será mínimo" y, además, ha asegurado que los técnicos del operativo no prevén que afecte a la costa. Aunque como medida preventiva, fue interrumpida la actividad de la desaladora, lo que provocó el corte temporal del suministro de agua en el barrio de Jinámar en horario nocturno.

En cuanto a los daños materiales "mínimos" en el muelle, las tareas de reparación se llevarán a cabo sobre 100 metros del dique afectado, precisarán cerca de seis meses de trabajo y tendrán un coste de 2 millones de euros, que serán adelantados por la Autoridad Portuaria a la espera de la respuesta del seguro.

El presidente del Cabildo grancanario ha felicitado a las distintas administraciones por su "rápida respuesta" y ha indicado que "no ha habido que lamentar daños personales, solo se han atendido magulladuras y cuadros de ansiedad en su mayor parte, a excepción del pasajero que sufrió una fisura en la clavícula".
Salvamento Marítimo participa en las labores de inspección de la mancha de 44% de cobertura. Intervienen el avión Sasemar 103, el helicóptero Helimer 210, el buque de salvamento Miguel de Cervantes, la guardamar Talía y la salvamar Nunki. Morales también ha informado que, de manera preventiva, está avisado el equipo de limpieza de costas y los voluntarios de todos los municipios de la isla, con "cerca de 3.000 personas que actuarían en el caso poco probable de que el vertido llegara a tierra".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es