5 de julio de 2020, 15:48:42
Nacional

CATALUÑA


La Generalidad redobla su desafío: "El Plan A y B es el referéndum"

EL IMPARCIAL

Aún así, matizan que seguirán buscando el diálogo.


Neus Munté, consejera de Presidencia de la Generalidad de Cataluña ha expresado este martes la respuesta que su Ejecutivo plantea a la opinión manifestada por el Partido Popular con respecto a los limites de la legalidad y la consulta soberanista. A pesar de afirmar que su equipo sigue buscando caminos para llegar a un acuerdo "dialogado" con el Estado ("plantearemos una oferta para sentarse en una mesa y hablar sobre el referéndum, que es algo que genera un amplio consenso en Cataluña"), la portavoz del proceso secesionista ha subrayado el plan de ruta en el que navegan.

"El referendum sigue siendo nuestro Plan A y B, y lo que nos gustaría es poderlo realizar de forma acordada -ha dicho-, algo que no es de extrañar, y más cuando hay otros actores como el Pacto Nacional por el Referéndum, que están trabajando en esto y recogiendo firmas", señaló, al tiempo que confirma que hay organizaciones, dentro del movimiento, que contemplan la declaración unilateral de independencia. "Habrá que ver cómo la consensuamos (la oferta de negociación) con otros actores pero en cualquier caso la mantenemos abierta y no dejamos de evidenciar esta voluntad de dialogar y de alcanzar un acuerdo, lo que nos asemejaría a otros países democráticos en los que el referéndum ha sido pactado".

Munté, que ha comparecido en rueda de prensa, ha aclarado que "no hay ninguna novedad, ningún indicio, de acercamiento entre Puigdemont y Rajoy, y después de que intentáramos explicarnos en el Senado y que no fuese posible, no renunciamos a ningún otro posible formato". "No es ninguna novedad, la negativa a hablar va acompañada de amenazas, de los tribunales y de inhabilitaciones, pero esto no alterará nuestra voluntad de seguir avanzando, es más, esto aún nos carga más de razones", replicó sobre la negativa del presidente del Gobierno a una primera proposición desde Cataluña.

"Nuestra voluntad es convocarlo y el Govern es muy consciente de los plazos, por ello se prevé que como máximo se celebre antes de que finalice septiembre", explicó a la pregunta sobre si se planteaban rganizar la consulta a pesar de no llegar a un acuerdo con el Ejecutivo español. Algo menos vehemente se ha mostrado al ser cuestionada por la ruta aprobada por la Asamblea Nacional Catalana, que manifiesta su intención de declarar la independencia de manera unilateral si no se pudiera celebrar el referendum. "Respetamos absolutamente los debates internos de la ANC y su hoja de ruta aprobada este fin de semana, que es muy coincidente con la del Govern, puesto que se basa también en la celebración del referéndum como principal prioridad", zanjó.

A continuación pasó la consejera a atacar las respuestas que el Estado está ofreciendo en defensa de la legelidad vigente. "La judicialización es absolutamente injusta e indigna de un país democrático", declaró, tras mostrar su apyo a Carme Forcadell. "De momento", expuso, su equipo no contempla dirigirse a la Comisión de Venecia para pedirle el aval del referéndum, pero sí reflejó la intención de realizar una encuesta dirgida a los jóvenes con "las mismas preguntas, sobre la obediencia a las leyes y la predisposición de los jóvenes para alistarse al ejército en caso necesario, las hizo el CIS el año 2014, y en Cataluña también se plantearon en una encuesta realizada el año 2011".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es