14 de octubre de 2019, 23:41:14
Deportes

GRAN PREMIO DE ESPAÑA DE MOTOCICLISMO


Pedrosa regresa a la senda del triunfo en Jerez

EL IMPARCIAL/Efe

Podio español con Márquez, segundo, y Lorenzo, tercero.


Dani Pedrosa, a los mandos de su Honda, subió a lo más alto de un podio enteramente español en el Gran Premio de España de motociclismo disputado en Jerez. Márquez (Honda) y Lorenzo (Ducati) acompañaron a Pedrosa escoltados por el rey Juan Carlos.

La llegada a Europa del mundial de Moto GP trajo consigo el resurgir de Ducati y el extraño hundimmiento de Yamaha, cuyos pilotos no pudieron pasar del sexto puesto (Viñales) ni del décimo (Rossi -que sigue líder del campeonato dos puntos por encima de su compañero de equipo).

Dani Pedrosa, que ya había sido el más rápido de los entrenamientos, arrancó a fondo desde la salida para tratar de poner un ritmo infernal en los primeros giros que le pusieron con 1,2 segundos de ventaja sobre Márquez, seguido por un Iannone (Suzuki) que se colocó tercero pese a salir desde la segunda línea.

Por detrás de Pedrosa Márquez encabezó el grupo perseguidor con el francés Johann Zarco (Yamaha YZR M 1) a continuación después de superar a tres pilotos en la segunda vuelta, Andrea Iannone, el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V) y el español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1).

Zarco intentó un primer adelantamiento sobre Márquez en la tercera vuelta, aunque sin éxito, pero por entonces Jorge Lorenzo ya había superado a Valentino Rossi e hizo lo mismo poco después con Maverick Viñales para rodar quinto.

Una vuelta más tarde, en la cuarta, el francés Zarco aprovechó la curva Jorge Lorenzo de entrada en la recta de meta para superar a Marc Márquez y comenzar la caza de Dani Pedrosa, que contaba con 1,6 segundos de ventaja.

Al comienzo del sexto giro Álvaro Bautista (Ducati Desmosedici GP16) y el australiano Jack Miller (Honda RC 213 V), en la primera curva del trazado, se fueron al suelo en una acción en la que el piloto de nuestras Antípodas empujó al español y pateó su moto recriminándole la situación, lo que motivó la investigación de Dirección de Carrera.

Poco después, en la séptima vuelta los protagonistas del siguiente percance fueron el británico Cal Crutchlow y el español Pol Espargaró (KTM RC 16) que se fueron al suelo en la curva once, Peluqui, aunque en instantes diferentes, sin que hubiese contacto entre ellos.

Delante Márquez le devolvió el adelantamiento a Zarco y arañó una décima al tiempo de Pedrosa en la octava de las veintisiete vueltas a que estaba prevista la carrera, que el primero disputó con neumático intermedio trasero y el vigente campeón del mundo con el duro, lo que al final de la prueba podía ser un factor determinante.

Tras la pareja formada por el piloto de Repsol Honda y Zarco ya estaba un Jorge Lorenzo que rodaba al mismo ritmo que la cabeza, con Valentino Rossi y Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP17) a dos segundos de él y Viñales más atrás con más problemas de los previstos para mantener un buen ritmo.

El ritmo de vuelta de carrera entre Pedrosa y Márquez se estabilizó a partir de la décima vuelta, en la que el primero tenía segundo y medio de ventaja sobre su compañero de equipo, que dejó atrás a Johann Zarco, a quien poco a poco alcanzó Jorge Lorenzo en busca de su primer podio con la Ducati Desmosedici GP17.

En el duodécimo giro Jorge Lorenzo se emparejó con el francés en la recta que acaba en la curva Dry Sack, en donde le superó apuradamente para colocarse tercero mientras que por detrás de ellos Rossi y Viñales tenían sus propia pelea con Andrea Dovizioso y se enganchó con ellos el italiano Danilo Petrucci (Ducati Desmosedici GP17) y Andrea Iannone se iba por los suelos con la Suzuki.

La ventaja de Pedrosa comenzó a mermar décima a décima a partir de la decimocuarta vuelta; en la siguiente eran 1,3 segundos los que aún tenía sobre Márquez, el único que eligió neumático duro trasero junto al británico Cal Crutchlow.

Una vuelta más tarde, en la decimosexta, la ventaja de Pedrosa había perdido otras dos décimas de segundo pero en la siguiente ambos "clavaron" el mismo tiempo, 1:40.879 para dejar todo igual mientras las Yamaha de Viñales y Rossi se las veían y deseaban para mantener el ritmo de carrera.

Marc Márquez llegó a colocarse a un segundo de Dani Pedrosa, pero éste reaccionó para mantener la diferencia en 1,2 segundos sin que su compañero en Repsol Honda y vigente campeón del mundo de MotoGP arrojase en ningún momento la toalla en la lucha por la victoria.

A Rossi le tocó sufrir y ver como poco a poco se acercó y le superó Danilo Petrucci, después el alemán Jonas Folger (Yamaha YZR M 1) y hasta Aleix Espargaró y su Aprilia RS-GP en la vigésimo tercera vuelta, con evidentes problemas de rendimiento en su moto.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es