12 de noviembre de 2019, 2:16:25
Mundo

AL DÍA SIGUIENTE DE DESTITUIR AL DIRECTOR DEL FBI, JAMES COMEY


El Senado y el FBI investigarán la conexión rusa de Trump

EL IMPARCIAL/Efe

Los demócratas ven relación con el despido de Comey.


Continúa la polémica en Estados Unidos tras el despido de James Comey como director del FBI. Este jueves, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha cuestionado la versión que dio la Casa Blanca sobre la destitución de Comey al tiempo que el jefe interino de la agencia ha desmentido que el exdirector hubiera perdido la confianza de sus agentes, como así ha planteado el Gobierno.

Pese a que el comunicado difundido este miércoles informaba de que Trump había sido asesorado por la Fiscalía General, el presidente estadounidense ha dicho en una entrevista en la NBC que había decidido el porvenir de Comey sin necesidad de tal recomendación. "Iba a despedir a Comey independientemente de la recomendación -dijo el presidente-. Iba a despedirlo, pero no hay un buen momento para hacerlo".

Según el comunicado de la Casa Blanca, Trump abogaba por abrir una nueva etapa en la agencia. En su entrevista de este jueves, el presidente de EEUU subraya que el FBI era "un descontrol". Sin embargo, responsables de la agencia afirman que Comey ha gozado y goza de un "amplio apoyo" en sus filas.

En una audiencia pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, el director en funciones del Buró Federal de Investigación (FBI), Andrew McCabe, se ha referido a esta cuestión así como a los hallazgos "altamente significativos" sobre la investigación que vincularía a Trump con Rusia.

Tal investigación no es asunto baladí si se atiende a que los demócratas insisten en que la decisión de Trump de despedir a Comey tiene que ver precisamente con esas pesquisas que podrían comprometer gravemente su presidencia. El director interino ha reiterado que "nada" detendrá las investigaciones y que tampoco informará a la Casa Blanca sobre sus avances.

En extractos adelantados de la entrevista con la NBC, Trump comenta que Comey le dijo hasta en tres ocasiones que él no estaba bajo investigación en el marco de las pesquisas sobre la injerencia rusa en los comicios presidenciales. "Si Rusia hizo algo, quiero saber eso", afirma.

El mandatario afirmó también que nunca intentó presionar a Comey para que abandonara la investigación del FBI sobre la campaña de Trump, e insistió en que "quiere averiguar si hubo un problema en las elecciones que tenga que ver con Rusia".

El Comité de Inteligencia del Senado, al igual que el FBI, está investigando la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, y sus presidentes anunciaron este miércoles que haber emitido una citación para que el exasesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn, entregue documentos relacionados con sus vínculos con Moscú.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es