16 de octubre de 2019, 4:43:32
Nacional

DIVISIÓN SOCIALISTA


La gestora del PSOE no cede ante Sánchez: nada de "plurinacionalidad"

EL IMPARCIAL

Fernández, que no volverá a presentarse, recalca su rechazo a la moción morada.


La presentación del amplio puñado de enmiendas que el equipo de Pedro Sánchez realizó al planteamiento que la gestora hacía del 39 Congreso del PSOE no ha gustado al ente de organización del partido provisional. La virulencia de los remaches que el nuevo Secretario General quiere imponer en el evento socialista de junio (en temas nucleares como la abstención, el resultado electoral o la pluniacionalidad esañola) ha abierto las heridas con el bloque susanista y el presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, no es impermeable a ello.

El dirigente, que ha anunciado este viernes que no va a volver a presentarse por Asturias, ha anunciado su intención de "escuchar" a Sánchez pero ha recalcado que no va a mover su posición con respecto a la moción de censura planteada por Podemos contra Mariano Rajoy. Considera Ferández que la formación ya dejó "bien clara" su postura al respecto, pero entiende que debe atender y debatir con el nuevo líder del partido.

El mandatario asturiano durante casi 17 años ha afirmado, en su primera comparecencia pública posterior a la sprimarias que devolvieron el poder a los sanchistas, que el lunes se reunirán pero reafirma lo siguiente: "Por mi parte todo está claro, le envié una carta a don Pablo Iglesias y, si quiere, se la remito otra vez con las comas bien puestas". Su tono firme redunda en el malestar generado por la bravura con la que el nuevo equipo gestor quiere dar un volantazo a la moderación dibujada por la inercia del partido en estos meses de mandato de la gestora.

"No debe tocarse", ha manifestado, tajante, sobre el consenso que firmaron lso socialistas sobre el modelo territorial de España en la Declaración de Granada. Esta, la plurinacionalidad, es una de las pugnas que se abren entre la gestora y el equipo del secretario general. Fernández ha evidenciado su pesar ante el intento de Sánchez de definir al Estado como plurinacional a través de la ponencia marco del próximo Congreso.

"Esa idea del Estado plurinacional ya se planteaba por parte del PSC y entonces no se aceptó cambiar el artículo 2 de la Constitución. Es una posición que está fuera ahora mismo de la Declaración de Granada y mi posición como socialista y como secretario general sigue siendo esa", ha recordado. Aún así, el dirigente ha recordado que en todos los congresos socialistas ha habido "conflictos" en torno a las enmiendas. Es decir, la batalla está servida.

Se ha despedido Fernández tratando de refrescar la voluntad unitaria entre tanta escaramuza: "Prefiero no dar audiencia a los recuerdos ni hacer balances de los últimos ocho meses". "Fue el momento más duro pero también hubo algunas cosas gratificantes y concluyó con un ejercicio limpio de transparencia y democracia", ha expuesto tras referirse a la petición de perdón dirigida por la coordinadora de campaña de Sánchez, Adriana Lastra, a los barones que criticaron al aspirante ganador. "El que pierde se pone a disposición y, si uno se equivoca, pide disculpas. Alguna vez gané en estos diecisiete años (como secretario general de la FSA-PSOE) y que quienes perdieron nunca les pedía que pidieran perdón", ha defendido.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es