10 de diciembre de 2019, 1:55:55
Nacional

BUSCA NO APARECER COMO EL QUE DA EL ÚLTIMO PORTAZO AL DIÁLOGO


Puigdemont pone ahora sus condiciones para aceptar ir al Congreso

Hayda Ramos

Giro en falso en la estrategia del presidente catalán. Por H. Ramos


Tras la escalada verbal de los últimos días, el presidente de la Generalidad insufla una suerte de giro a su estrategia, al menos en apariencia. Después de rechazar una y otra vez acudir al Congreso de los Diputados para explicar su plan independentista, ahora estaría dispuesto a hacerlo. El objetivo sería evitar aparecer ante la opinión pública como el que da el último portazo al diálogo.

Pero, en el fondo, nada ha cambiado. Puigdemont solo acudiría a la Cámara Baja para negociar los detalles de la consulta. Por un lado, porque quiere evitar el rechazo que de la Carrera de San Jerónimo se llevó, en 2005, el entonces lendakari vasco, Juan José Ibarretxe: el catalán nunca sometería su plan a votación en Madrid. Por otro, porque su hoja de ruta contempla como única salida colocar las urnas.

Ante su oferta, el presidente catalán se encontrará de lleno con el rechazo del Gobierno de Rajoy. "Muchas veces, cuando se ponen condiciones es que no se quiere ir", expuso este viernes el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, que reiteró la oferta del Ejecutivo a Puigdemont para que vaya "pronto" al Congreso "a hacer las propuestas que quiera". "Sería muy bien visto por la sociedad catalana que quiere escuchar, dialogar y saber dónde se encuentra", resumió el también titular de Educación, Cultura y Deporte.

Una petición, la de que acuda al Parlamento, a la que se han sumado en los últimos días los empresarios catalanes del Círculo de Economía y diversas formaciones políticas, como Podemos: "Ya hemos dicho que nos parecería muy sensato que viniera a explicar sus ideas", ha dicho Pablo Iglesias.

Así las cosas, la nueva vía no lleva a ningún nuevo puerto, pero con ella la Generalidad trata de ganar tiempo y rebajar el tono del debate a la espera de que se conozca la fecha y la pregunta para un referéndum que pretende celebrar en septiembre o, como muy tarde, en octubre.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es