12 de diciembre de 2019, 23:52:00
Mundo

FRANCIA


La radicalización del terrorista de Notre-Dame: rápida, solitaria y por internet

EL IMPARCIAL

Corresponde al perfil de lobo solitario y aislado de su entorno social.


Farid I. atacó a un policía francés en la catedral de Notre-Dame y ha sido presentado este sábado ante el juez de instrucción. Nacido en Argelia en 1977 y en situación legal en el país galo, está siendo investigado por el fiscal de París, François Molins, ya que su perfil le presenta como un "neófito" en la esfera terrorista. La Fiscalía, no obstante, ha pedido para él la detención provisional por tentativa de asesinato contra una autoridad pública al tiempo que profundiza en sus pesquisas.

Molins ha expuesto en sala de prensa, sin embargo, que los agentes localizaron en su domicilio una cantidad ingente de propaganda de Daesh. Tanto en su ordenador, como en su teléfono móvil y cámara de fotos se encontraron materiales yihadistas del grupo al que juró lealtad en un vídeo. Además, el investigado guardaba documentos sobre los atentados de Bruselas y París.

Pero el sospechoso nunca ha sido condenado ni se ha detectado que mantuviera contacto con individuos terroristas relacionados con la zona de combate siria-iraquí. Este hecho, según el fiscal, corrobora el carácter "proteiforme" de la amenaza terrorista. Es más, Molins cree que Fardi I. atacó en la explanada de la catedral de Notre-Dame correspondiendo con el modu operandi de aquellos que actuan en territorio nacional por no poder/querer ir a Siria-Iraq.

Al parecer, el agresor poseía el "manual de acción de lobos solitarios" editado por Daesh, amén de un conjunto de archivos vinculados con esa organización se remonta "al menos" al pasado enero. El atacante, que se dice un "soldado del (autoproclamado) califato", se habría hecho con el martillo con el hirió al policía y otro par de cuchillos que portaba en un supermercado.

Tras ser disparado por otro policía, yace en arresto provisional hospitalario desde el miércoles. El fiscal ha asegurado que el terrorista tomó la decisión de atentar días antes y confirmó que paró para comer en un establecimiento de comida rápida antes de dirigirse al lugar del ataque en transporte público.

El estudio de su esfera personal muestra a un inmigrante separado de su mujer, sueca, que se había mudado en 2015 a París. En la urbe estaba efectuando una tesis en Ciencias de la Información y de la Comunicación. "Es una persona trabajadora y abierta", declaró de él su directos de estudios. Y su familia y amigos, además, explicaron que su agresión pudo deberse a "la fragilidad de una situación personal y social aislada". Molins cerró el perfil destacando que no se tiene evidencia de contacto con "terceros" aunque sí se descargó Telegram con la intención de publicar su vídeo con el juramento de Daesh en el día del ataque.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es