20 de octubre de 2019, 23:14:38
Cultura

2017


La 76 edición de la Feria del Libro de Madrid echa el cierre con récord de ventas

EL IMPARCIAL

La organización calcula que se ha superado en un 8% la facturación de 2016.


Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid, ha explicado este domingo, último día del evento, que la 76 edición del mismo se ha clausurado con un aumento del 8 por ciento con respecto al año anterior, cifra que coloca el monto total de facturación en torno a los 8,8 millones de euros, según datos provisionales. El dirigente ha avanzado que las conclusiones son "muy positivas": "A pesar de que la Feria del Libro de Madrid es una burbuja en el mundo del libro y las librerías, sí es evidente que el clima de pesimismo que ha existido en estos últimos años parece que ha desaparecido. Asistimos a un repunte en el consumo cultural y en el consumo del libro".

La feria de 2017, que ha contado con Portugal como país invitado, ha evidenciado que las mujeres son las que más leen. No obstante, el 66% de los visitantes han correspondido al género femenino frente al 34% masculino. Y, dentro de ese parámetro analítico, se ha sabido que el 57% de las visitantes a la feria tienen una edad comprendida entre los 24 y los 50 años.

Además, un 20% de los visitantes que han acudido al evento han arribado desde comunidades autónomas fuera de Madrid. Este síntoma "consolida a la Feria del Libro como uno de los eventos impulsores del turismo cultural de la capital", ha analizado la organización.

La amalgama de datos estadísticos sobre el balance de la feria se desglosan de cuestionarios efectuados por los organizadores a editoriales y librerías en los expositores y, también, a través de las casi 4.000 entrevistas hechas, in situ, a los visitantes que se encontraban entre las casetas que durante 17 días han acudido a la cita literaria. Este último método se ha estrenado como participante del cómputo global.

De esa consulta se extrae que el 85 por ciento de los encuestados confiesa dice haber visitado anteriormente la feria. Sólo el 15% de los asistentes acudieron por primera vez al evento en la 76 edición. Y, en cuanto al gaso, un 55% ha asegurado haber gastado entre 20 y 50 euros en libros; el 27%, entre 50 y 100 euros; y el 10 por ciento, más de 100 euros.

Manuel Gil, que afirma estar obsesionado por "poner en valor la feria", considera de máxima importancia disponer de estos datos: "Tenemos monitorizadas muchas cosas, también las conversaciones en la red, que se suman a estas encuestas que estamos haciendo". "Los datos nos permiten conocer muchos impactos, y esto luego nos permite negociar y buscar patrocinadores, que nos hacen falta", ha expuesto. El director, que a sustituido a Teodoro Sacristán, asimismo, ha analizado que la feria tratará de implementar otros formatos ajenos al papel: "Porque no solo hablamos del libro electrónico, sino de los audiolibros, que van a entrar en España con fuerza después del verano. Hay que atender a los nuevos segmentos, sobre todo al perfil de lo jóvenes".

"La lectura en digital baja un 5 por ciento, pero, cuando se pregunta sobre lectura híbrida, el papel y lo digital, el porcentaje sube al 90 por ciento, y esto revela que hay que atender la lectura en nuevos formatos", argumenta sobre otro de los datos sacados de las encuestas. "Me gustaría poder contar el año que viene con una carpa que incluyera tecnologías aplicadas al desarrollo de los contenidos transmedia", ha especificado el mandatario.

De vuelta a las casetas, el 2017 ha destacado a Fernando Aramburu, Arturo Pérez-Reverte, Isabel Allende, Camila Läckberg, Albert Espinosa o la youtuber Luna Dangelis como los nombres que más colas han generado. Esas figuras aclamadas por sus seguidores se han unido al cómic como referentes de esta edición de la feria. "Que sea imprevisible, que sorprenda, que sigamos buscando la excelencia y perseguir que sea sostenible y ecológica" son los anhelos de Gil para próximos capítulos del evento.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es