5 de diciembre de 2019, 21:55:46
Sociedad

LA MAYOR ESCASEZ DE PRECIPITACIONES DESDE 1995


La ola de calor y la ausencia de precipitaciones abrasan España

Sara Cabrero

Pérdidas multimillonarias en la agricultura y los embalses al 57,2% de su capacidad. Por Sara Cabrero.


La escasez de precipitaciones en el territorio nacional durante este año, que cerró mayo con un 23% menos de lo habitual, ha conllevado esta situación. Las temperaturas extremas también han contribuido a ello, este miércoles se ha conocido que la primavera de 2017 ha sido la más calurosa desde 1965, momento en el que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) comienza a recoger datos. Así, entre el 1 de marzo y el 31 de mayo, se ha registrado una temperatura media de 15,4 ºC, lo que se traduce en 1,7 grados más que la media en esta época del año. Igualmente, los termómetros marcarán durante este verano entre medio y un grado por encima de la media, con especial intensidad en el centro y sur de la Península.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Isabel García Tejerina, ha explicado que el déficit de precipitaciones acumulado ronda el 13% en el conjunto de España y que en la cuenca del Duero la media de precipitaciones ha sido "especialmente baja", con un 42 por ciento menos de lluvias. Donde persiste la sequía es en las cuencas del Júcar y del Segura, declarada desde el año 2015. Inmersos en el verano, lo normal es que en España haya menos precipitaciones por lo que cabe esperar que "en los meses próximos la situación se deteriore".



La agricultura ha sido el sector más afectado por estas condiciones climatológicas, que ya cuenta con pérdidas millonarias. La recolección del cereal, iniciada a principios de junio, será entre un 30% y un 40% menor que la campaña de 2016 como consecuencia de la sequía. Por regiones, los daños más elevados -según las estimaciones del sector- se han producido en la Meseta norte (Palencia, Valladolid, Salamanca, Zamora, Soria, Segovia y la zona sur de Burgos), con pérdidas que van desde el 80% hasta prácticamente la desaparición total de la cosecha. Como consecuencia, podría batirse récords de importaciones de más de 17 millones de toneladas ya que la demanda para consumo humano y animal en España se sitúa en unos 35 millones.

Para paliar la situación de los agricultores y ganaderos perjudicados por la sequía, Bruselas ofrecerá ayudas para "actuar inmediatamente", ha asegurado el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan en una rueda de prensa durante el Consejo de ministros de la UE celebrada la semana pasada. Una contribución que podría estar basada en proporcionar instalaciones de agua en todas las regiones españolas "con proyectos más arriesgados". García Tejerina ya había solicitado anteriormente adelantar en un 70% los pagos a los sectores afectados por la falta de precipitaciones. Si la CE concede este anticipo, los sectores afectados podrán recibirlo a partir del próximo 16 de octubre.

En paralelo, el Gobierno aplica desde hace dos semanas el último real decreto-ley con medidas urgentes para mitigar las pérdidas agrícolas. Entre las principales se encuentra la facilitación de acceso a créditos de liquidez y la moratoria sin intereses de un año a las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a los meses de julio de 2017 a febrero de 2018, ambos inclusive.

Respecto al consumo humano de agua, fuentes del Mapama aseguran que, a día de hoy, está garantizado. No obstante, el Gobierno ha pedido a los ciudadanos un uso "responsable" ya que las reservas hidrológicas actualmente son del 57,2%, porcentaje inferior al de la media de los últimos 10 años, entonces en el 70,6%.


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es