10 de diciembre de 2019, 2:04:11
Nacional

TERRORISMO


La Guardia Civil detiene en Málaga a un presunto combatiente de Daesh

EL IMPARCIAL

Uno de los yihadistas detenidos planeaba una matanza en Inca.


Agentes del Servicio Información de la Guardia Civil han detenido en la tarde de este viernes en Málaga a un individuo sirio, de nacionalidad danesa, acusado de haber combatido en Siria en las filas de Daesh. El presunto combatiente habría participado de la guerra que se está desarrollando bajo el régimen de Al Asad durante dos años y habría viajado a España para proseguir con su actividad alineada con el grupo terrorista.

Toda vez que estuvo en territorio español, según ha publicado el Ministerio del Interior, fue delatado pos sus manifestaciones y la información que guardaba en sus dispositivos móviles. El hombre, de 29 años y cuyas iniciales son A.S., fue detenido fruto del dispositivo que mantiene la Guardia Civil -en colaboración con otros servicios internacionales- para localizar a cualquier individuo relacionado con actividades terroristas.

A estas alturas, los investigadores tratan de determinar las intenciones que tenía en España y los contactos con los que pudiera contar. El ministerio ha señalado que la operación ha sido dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 3 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, y ha especificado que desde que se elevó el Nivel de Alerta Antiterrorista a 4 (26 de junio de 2015) se han detenido a 179 yihadistas para un total de 224 detenidos desde que arrancó dicho año.

El comunicado explica, también, que una de las amenazas más preocupantes para las fuerzas de seguridad es la detección de los terroristas que acuden a zonas de conflicto para combatir siguiendo el llamamiento del grupo terrorista de turno. Seguir la pista a estos combatienes es lo más complicado, ya que exige de una coordinación internacional que todavía no se maneja con la fluidez necesaria.

Los combatientes terroristas extranjeros (FTF por las iniciales de la denominación en inglés), según argumenta el texto, suponen un alto riesgo. Lo son porque han recibido entrenamiento y alcanzando el nivel mas alto de adhesión a la causa terrorista, ya sea por ya sea por decisión propia o por expresa indicación del grupo.

Finalmente, el Ministerio del Interior recalca que la iniciativa STOP RADICALISMOS es el cauce oficial a través del que los ciudadanos pueden colaborar, de manera confidencial y segura, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad si detectan algún caso de radicalización en su entorno. Asimismo, se recuerda que una circunstancia de este tipo ha de comunicarse a través de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es