8 de diciembre de 2019, 2:10:18
Cultura

SANFERMINES 2017: CUARTO ENCIERRO


Sanfermines. Los Fuente Ymbro, a lo suyo en un velocísimo y noble encierro

Efe

Los toros de la ganadería de Fuente Ymbro, que participa en los Sanfermines desde hace trece años, han corrido este lunes el cuarto encierro de este año, el más rápido de estas fiestas, que se ha saldado con solo dos heridos leves por traumatismo.


Con menos mozos que otros días y una temperatura fresca tras la fuerte tormenta caída la pasada madrugada en Pamplona, la ganadería gaditana ha cumplido con las expectativas con una carrera veloz, de 2 minutos y 17 segundos, y noble, ya que ningún corredor ha sido corneado, según el parte médico del Complejo Hospitalario de Navarra.

La manada ha corrido unida, sin apenas prestar atención a los mozos, aunque el alto ritmo que han imprimido ha provocado sucesivas caídas. Tras los cánticos tradicionales de los corredores pidiendo protección a San Fermín, a las ocho en punto ha sonado el cohete que abre la puerta de los corrales, que la torada ha abandonado unida y con los mansos en cabeza.

Juntos y a gran velocidad han enfilado la cuesta de Santo Domingo, donde en pocos metros dos toros negros han ganado posiciones.

Sin mirar a los corredores ni prestarles atención, los de Fuente Ymbro han llegado a la plaza del Ayuntamiento y, hermanados, la han atravesado a gran velocidad, lo que ha hecho pasar apuros a más de un mozo.

La calle Mercaderes ha permitido a los corredores acercarse algo más a los bureles, aunque la fuerte marcha no lo ha hecho sencillo.

Sin problemas los toros han superado la curva de la calle Estafeta, que han sobrepasado sin resbalar ni caer, aunque la manada se ha estirado algo más. Encabezado por tres toros, el grupo se ha escorado ligeramente hacia la acera izquierda, lo que ha causado la caída de varios mozos, que han sido superados por los animales sin mirarles.

A mitad de esta calle se ha vivido un momento de tensión cuando uno de los morlacos ha enganchado la ropa de un corredor con el asta pero sin que finalmente le haya penetrado en el cuerpo. Sin bajar la velocidad, la manada ha terminado la Estafeta, donde algunos imprudentes han tocado el lomo de los toros, y enfilado el tramo de Telefónica, donde junto al vallado derecho se han repetido las caídas.

De forma limpia y algo estirados, los de Fuente Ymbro han cruzado el callejón y entrado al coso en 2 minutos y 17 segundos, momento en el que uno de los toros ha volteado a un corredor sin mayores consecuencias.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es