15 de diciembre de 2019, 20:33:36
Nacional

TERRORISMO


¿Por qué cauce detiene España a los yihadistas?

EL IMPARCIAL

El Instituto Español de Estudios Estratégicos revela el principal delito.


El Consejo de los Medios de Comunicación es el "ministerio" a través del que Daesh extiende sus tentáculos por el planeta. Por ese medio, el grupo terrorista alcanza a reclutar de forma asidua en los países desarrollados y en desarrollo. Esta vía es una de las principales que alimentan al autoproclamado Califato del Estado Islámico (EI) desde 2014. Así, el Instituto Español de Estudios Estratégicos ha elaborado un informe que expone la importancia de atajar esos cables de propaganda en nuestro país.

Según el estudio, el 30% de los detenidos en nuestro país relacionados con el yihadismo fue acusado de "difusión de mensaje terrorista". El trabajo se ha realizado sobre los 224 supuestos yihadistas detenidos en España desde 2014 y el general Miguel Ángel Ballesteros, director del instituto ha subrayado que los terroristas dedican tanta importancia a la propaganda como a la guerra.

El Consejo de los Medios de Comunicación, según se explica, es un poderoso conglomerado que incluye productoras de vídeo, emisoras de radio, una agencia de noticias, videojuegos y publicaciones escritas, incluida una revista en inglés, antes llamada Dabiq y ahora Rumiyah, de aparición mensual. Ballesteros argumenta, además, que es desde esas plataformas desde donde recultan a los "mujaidines" (combatientes).

Por esos canales, relata, instruyen a fabricar bombas o crear la mayor destrucción posible con objetos cotidianos, como camiones o cuchillos caseros, en las ciudades donde residan. El control de miles de cuentas en redes sociales que ejerce Daesh provocó que sólo entre enero de 2014 y junio de 2015 generaron 1,9 millones de tuits. Ese dato ha sido proporcionado por Adam Badawy y Emilio Ferrara de la University of Southern California.

La NATO Strategic Communications Centre of Excellence explicó en su informe de 2016 que pueden existir hasta 338.00 cuentas en redes sociales con 67 millones de seguidores, y narró que solo en 2015 generaron entre 5,000 y 30,000 tuits diarios. Esas cuentas, que pueden tener hasta 14 millones de seguidores, son borradas o suspendidas con frecuencia, hasta el punto de calcularse que tienen una duración de tres semanas.

De vuelta al caso español, la difusión de propaganda de Daesh se complica por el idioma, ya que los terroristas se publicitan en árabe o inglés. Es por ello que necesitan un peón que traduzca al castellano los mensajes y ahí es por donde entran las autoridades de nuestro país. Según el Departamento de Seguridad Nacional español, en verano de 2016 los yihadistas lanzaron una campaña para contratar traductores de español.

El Grupo de Estudios de Seguridad Internacional de la Universidad de Granada ha publicado datos por los que se entrevé que España aparece mencionada en 44 comunicaciones de Daesh, de las que 17 son amenazas directas. La primera apareció en un vídeo el 17 de mayo de 2014, en la que un ciudadano kosovar anunciaba: "debemos conquistar España y Roma"; la última, en la revista Rumiyah el pasado mayo, donde bajo una fotografía de la Alhambra de Granada se afirma que "cayó en manos de los infieles por la división de los musulmanes". Al-Ándalus, nombre que los árabes daban a España, suele salir de forma recurrente en los mensajes terroristas relativos a nuestro país.

Las Fuerzas de Seguridad, por tanto, se concentran en evitar que los individuos captados a través de la propaganda pasen a la acción. Ballesteros afirma que "desde que alguien entra en contacto con el Daesh a través de foros colectivos en internet puede ser captado en tres meses y desviado a redes ocultas". Las alertas que manejan las autoridades resultan cruciales para la detección.

Esa estrategia ha dado como resultado la detención, según el ministerio del Interior, de 224 supuestos yihadistas en 144 operaciones desde 2014 hasta la última detención efectuada el pasado 4 de julio en Collado Mediano (Madrid). De ellos al menos 75, la tercera parte, fueron acusados del delito de "difusión de mensaje terrorista" principalmente en redes sociales e internet en base al artículo 579 del Código Penal español.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es