20 de agosto de 2019, 18:04:03
Nacional

PSOE CASTILLA-LA MANCHA


Page ofrece a Podemos entrar en su Gobierno para salvar los Presupuestos

EL IMPARCIAL

El socialista vuelve a pedir apoyo a los populistas, que ya rompieron el pacto de investidura.


El desbloqueo de los Presupuestos de Castilla-La Mancha depende de Podemos. Así lo ha confirmado este jueves el presidente de la región, Emiliano García-Page. No obstante, el dirigente socialista ha recurrido a su última argucia: ha ofrecido entrar en el Ejecutivo a la formación morada con tal de recibir una apoyo en la aprobación de sus cuentas. Este es el punto al que ha llegado Page después de que las filas de Pablo Iglesias rechazaran las cuentas de la comunidad hace tres meses.

El líder regional de Podemos, José García Molina, y el presidente del PSOE en la región han mantenido una reunión de tres horas en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia regional. Allí, García-Page ha ofrecido a una vicepresidencia y la coordinación de la puesta en marcha del Plan de Garantías Ciudadanas al partido morado. "Creo que es un ofrecimiento razonable, honesto, pero hay que preguntar a la militancia", ha afirmado, purdente, García Molina.

El presidente de la comunidad ha argumentado, también, que han alcanzado un principio de acuerdo para sacar adelante el presupuesto, cuyo anteproyecto podría ser aprobado este viernes en el Consejo de Gobierno en sesión extraordinaria. Con ello se renovaría el pacto de investidura que Podemos rompió unilateralmente hace casi diez meses.

Aunque García-Page ha calificado la petición de ayuda y regreso de Podemos al Ejecutivo como "un cambio transcendental en el ecuador de la legislatura", ha asegurado que este hecho aporta estabilidad hasta 2019. Enb efecto, ha expresado, sólo era concebible una alternativa factible y diferente ante el bloque de los presupiestos: la convocatoria de elecciones anticipadas. Con esa lógica han confluida dos fuerzas que, según parece, ensayan en esta región posibles maniobras a nivel estatal.

Y es que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez han participado personalmente en las negociaciones. Según han desvelado fuentes de Podemos, este acuerdo particular es contemplado como la pauta de nueva sintonía entre los dos partidos en el proyecto para todo el país. De hecho, no hace mucho, en febrero de 2016, los dos secretarios generales nacionales de ambos partidos se reunieron e Iglesias le pidió una vicepresidencia en un hipotético gobierno de coalición.

El dirigente de Podemos ha felicitado en Twitter a su partido en Castilla-La Mancha porque "a veces solo gobernar garantiza el cambio". García-Page, por su parte, ha explicado que cuando la formación morada votó en contra de los Presupuestos en abril le resultó sorprendente. "Pese a exisitir un acuerdo previo no fue posible", ha confesado un dirigente que este jueves ha afirmado que ninguno de los partidos involucrados en el pacto va "a volver la mirada hacia atrás" sino que va a buscar "alternativas que ofrezcan soluciones, serenidad y tranquilidad".

"Mi objetivo es cumplir con la palabra dada a los ciudadanos" que votaron por el cambio del Gobierno de María Dolores de Cospedal, proclamó el dirigente socialista. "Hoy es un día importante para la región, no sé si ha podido haber otras soluciones, tampoco me importa. Hemos decidido mirar hacia delante", concluyó.

García Molina se ha alineado con su homólogo en la necesidad de idear un "marco de garantías" del acuerdo de investidura y de no "quedarse enredado en qué paso", ya que ha admitido han transcurrido dos años de luces y sombras. "Castilla-La Mancha se merece esas garantías, esa confianza y esa estabilidad que se tiene que traducir en medidas políticas concretas y presupuestarias que signifiquen que los acuerdos que hagamos se vayan a cumplir", ha sentenciado.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es