16 de septiembre de 2019, 6:07:50
Nacional

CATALUÑA


El independentismo catalán cierra filas ante la purga "instrumental"

EL IMPARCIAL

Puigdemont purga en busca de la adhesión total de su gobierno al 1-O.


Las formaciones catalanas que patrocinan la celebración del referéndum del 1 de octubre han guardado silencio este sábado en relación con la crisis de Gobierno ejecutada por el presidente de la Generalidad en busca de la máxima adhesión con dicha consulta. Así, los independentistas han escenificado un cierre de filas que trata de afirmar la unidad frente a la semana de división que ha llegado a filtrar una pugna entre Puigdemont y Junqueras.

Con Neus Munté como víctima purgada en pos de un equipo sin dudas en torno al referéndum, los supervivientes del proceso secesionista han asistido esta mañana a un coloquio, en Girona, por el II Campus Demòcrata organizado por Demòcrates de Catalunya -escisión independentista de la extinta UDC-. Allí, Marta Rovira, secretaria general de ERC, ha proclamado que la entrada de tres nuevos consejeros de PDeCAT son modificaciones que "nos permitirán afrontar estos 78 días que quedan hasta el 1 de octubre con mucha determinación, mucha firmeza, compromiso político y muchas garantías".

Rovira ha añadido que la reestructuración, "instrumental", responden a la nueva etapa política que atraviesa Cataluña. Un contexto que no se pyede considerar "normal" por el cariz que ha tomado el desafío separatista y la apuesta por la desconexión de España por los que abogan los partidos que sustentan al Govern.

Antoni Castellà, líder de Demòcrates, ha qeuerido relativizar el revuelto causado asegurando que comprende "los titulares muy gruesos" respecto a los cambios que ha registrado el Ejectuvo catalán. Sin embargo, ha expresado que todas las modificaciones, crisis de Gobierno incluida, es "puramente instrumental", pues "al final son los instrumentos que tienes que poner en línea para llegar al objetivo de la mejor manera".

Por parte de la CUP se ha pronunciado Lluc Salellas. Este representante ha argumentado el convencimiento de que los cambios en el Govern certifican que no había "un Govern 100% comprometido" con el referéndum de independencia. Y Jordi Xuclà, coordinador del PDeCAT en el Congreso y el Senado, se ha limitado a recordar que su partido ha aportado "dos presidentes independentistas en este proceso", por lo que cree no valga la pena hablar de si un secretario o un director general son más o menos afines a la ideología secesionista.

El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, ha acudido al Campus de Demòcrates pero se ha mostrado huidizo con los medios. Ha rechazado hacer declaraciones y ha ceñido su participación en el evento a mantener diversos contactos con los partidos independentistas allí coongregados.

De manera simultánea, el movimiento separatista ha sufrido un severo revés, pues los 'comunes', con los que cuentan para decantar el proceso hacia la práctica, han mostrado su rechazo al referéndum. Un total de 214 miembros de Cataluña en Común, entre ellos dirigentes históricos de ICV como Eulàlia Vintró, José Luis López Bulla o Joan Boada, han suscrito un manifiesto que llama a no participar en el referéndum del 1 de octubre, por carecer de "legitimidad" para representar a la mayoría.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es