22 de noviembre de 2019, 6:05:51
Nacional

LA PLATAFORMA IMPULSORA HA PAGADO 800 EUROS POR SU USO


Colau impide a venezolanos votar en un centro cívico del Ayuntamiento

EL IMPARCIAL/Efe

Se quejan de que hasta hoy no se les haya comunicado que no tenían permiso del Consistorio.


Según ha informado la organización SOSVenezuelaBcn, que organiza en Barcelona la consulta, la plataforma tenía previsto montar hoy en el centro cívico Pere Quart de Les Corts las urnas para participar en la votación que la oposición ha convocado al margen del Gobierno en contra del proceso constituyente impulsado por Nicolás Maduro.

Pero a primera hora de este domingo, cuando ya había una cola muy numerosa de personas esperando para votar, un concejal del distrito de Les Corts se ha presentado en el centro cívico a comunicar que carecían de permisos para utilizar ese local municipal. Ha recordado que esa autorización debe tramitarse previamente a través del consistorio.

También ha explicado que tuvieron conocimiento de la intención de la plataforma opositora a Maduro cuando acudieron a la Guardia Urbana a pedir que garantizaran la seguridad en una votación en la que se espera acudan casi 20.000 personas.

Una portavoz de la plataforma impulsora de la consulta, por su parte ha manifestado su malestar porque hasta hoy no se les haya comunicado absolutamente nada desde el Ayuntamiento. Se ha quejado de que ahora les digan que carecen de permisos para utilizar el equipamiento municipal cuando la plataforma ha pagado 800 euros por el uso del centro cívico.

Ha atribuido a una cuestión "política" la decisión del Ayuntamiento de impedirles el acceso al local.

Pese a ello, finalmente se han cedido a los organizadores de la consulta sillas y mesas para montar las urnas en la calle, que ha tenido que ser cortada al tráfico por la Guardia Urbana para garantizar la seguridad de la votación.

Horas después, el concejal del barrio barcelonés de Les Corts, Agustí Colom, ha aducido que no ha permitido instalar las urnas por el "riesgo" que entrañaba dada la gran afluencia de votantes prevista, sin que la organización contara con un plan de seguridad. Ha justificado así que el Ayuntamiento de Barcelona haya impedido instalar las urnas.

Colom ha garantizado que "evidentemente", de haber tenido permisos, el consistorio habría autorizado a la organización a montar la consulta en el centro cívico, como se haría con "cualquier fuerza política que cumple con requisitos de legalidad y está debidamente registrada". Dice que el Ayuntamiento analizará lo sucedido en el centro cívico, al que la asociación de opositores venezolanos asegura haber pagado 800 euros por el uso del local, y en su caso depurará las responsabilidad necesarias.

Silenciar a los venezolanos

Al respecto, el presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha acusado a la alcaldesa, Ada Colau, de "silenciar" a la oposición venezolana y le ha emplazado a dar explicaciones. Ha criticado que Colau se convierta en "cómplice" del régimen de Maduro.

Fernández Díaz, en un comunicado, ha señalado: "La Comunidad Internacional está reaccionando de manera contundente y casi unánime, pero en cambio el gobierno de Colau silencia la voz del Ayuntamiento, y presume, por otro lado, de ser una defensora de los derechos humanos".

En su opinión, el Ayuntamiento "silencia los hechos que se están produciendo en Venezuela, como consecuencia del extremismo del régimen de Nicolás Maduro, donde se está secuestrando la democracia y el Estado de Derecho, y se violan sistemáticamente los derechos humanos".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es