21 de agosto de 2019, 10:32:39
Nacional

INOPERATIVA DESDE 2012


El Gobierno decide el cierre definitivo de la central de Garoña

EL IMPARCIAL/Efe

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha asegurado que el impacto será "nulo".


El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha sido el encargado de comunicar que, finalmente, la central nuclear de Garoña cerrará definitivamente. El Gobierno ha decidido denegar la ampliación de su actividad por el escaso impacto de la central en el sistema eléctrico español, ya que tiene una potencia de tan solo 400 megavatios, y porque no existe certidumbre política ni económica para que puedan amortizarse las inversiones necesarias, dada la oposición de la mayoría de los grupos parlamentarios.

La decisión ha llegado una semana antes de que se cumpliese el plazo para que el Ejecutivo comunicase su desenlace. En una rueda de prensa, Nadal también ha explicado que se trata de una central antigua, la que más años lleva operando en España, por lo que su cierre tendrá un impacto "nulo" en la seguridad del suministro. De hecho, ha recordado el ministro, la central está parada desde 2012 por decisión de las empresas propietarias, Endesa e Iberdrola.

La Orden Ministerial por la que se denegará la renovación de la autorización se firmará "inmediatamente", ha explicado Nadal.

El titular de Energía ha lamentado que no haya existido un "debate sosegado" en el ámbito político sobre el futuro de Garoña y ha subrayado que cualquier central nuclear "necesita certidumbre económica y también política y social" para poder amortizar las inversiones. En este sentido, ha recordado la Proposición de Ley planteada por el PSOE para cerrar Garoña, que tenía el apoyo del resto de los grupos parlamentarios, excepto el PP. El ministro ha dejado claro que esta decisión no se puede extrapolar al resto de las centrales nucleares. Nadal ha avanzado que su departamento ha mantenido reuniones con la Junta de Castilla y León para poner en marcha un plan de reactivación que compense el cierre de Garoña.

El ministro ha explicado que el cierre de la planta se prolongará entre trece y dieciséis años.


Reacciones

De momento, la dirección de Nuclenor, participada por Endesa e Iberdrola y propietaria de la planta, no se ha puesto en contacto con los representantes de los trabajadores ni ha emitido ningún tipo de comunicado. Así, 400 empleados -entre puestos de trabajo directos e indirectos- se encuentran inquietos.

Fuentes de Endesa han declarado que su actitud "no puede ser otra que respetar y asumir" la decisión del Gobierno. Además, se han comprometido a "colaborar lealmente en su cumplimiento y, por consiguiente, ejecutar todas las operaciones conducentes al desmantelamiento seguro de la instalación".

Francisco Castejón, portavoz de Ecologistas en Acción para temas nucleares, ha celebrado "el final del culebrón sin sentido de la central de Garoña". En declaraciones a Efe, ha considerado que el cierre de Garoña era "un clamor político" sostenido por varias comunidades autónomas, la mayoría de partidos políticos y la mayor parte de la sociedad española.

Representantes políticos e institucionales del País Vasco han mostrado una satisfacción unánime por el anuncio. También ha celebrado el cierre el vicesecretario de Política Social y Sectorial, Javier Maroto, que ha recordado que "han sido muchos años trabajando por el cierre de Garoña". Asimismo, Pedro Sánchez ha comunicado la "magnífica noticia" en Twitter.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es