10 de diciembre de 2019, 18:26:55
Sociedad

AÚN EN PARADERO DESCONOCIDO


Juana Rivas tampoco acude a su última citación en los juzgados

EL IMPARCIAL/Efe

Este juicio, petición de la expareja, serviría para acordar unas medidas de protección para sus hijos.


La cita en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, fijada a las 10.00 horas y a puerta cerrada, serviría para acordar posibles medidas de protección hacia los menores pedidas por su expareja. Sí ha acudido, sin embargo, su abogada María Castillo, además del padre de los niños, acompañado este último de su letrado, Adolfo Alonso; todos ellos han eludido hacer declaraciones a los medios de comunicación a la entrada al juzgado. Castillo ha hablado en cambio a la salida: "Juana me ha pedido que traslade a la opinión pública que todo lo que está haciendo lo está haciendo por sus dos hijos y, como madre, es la única que siente que, a día de hoy, debe de proteger y seguir protegiendo a los menores ante la desprotección que se le está dando por parte de las personas correspondientes", ha sentenciado.

La abogada de la madre ha dicho que la no asistencia de Rivas esta mañana no tendrá para ella nuevas consecuencias legales, dado que la vista se ha podido celebrar debidamente con su representación. No obstante, ha admitido que la mujer se encuentra en una situación "legalmente complicada" y que está asumiendo "muchos riesgos" de los que su clienta está debidamente informada.

La citación se mantuvo después de que Arcuri pidiera al juzgado de familia que acordara medidas de protección "extraordinarias y urgentes" para sus hijos antes de que la causa llegara a la vía penal, de la que se encarga el Juzgado de Instrucción 2 de Granada. Este último órgano judicial también citó el pasado 8 de agosto a los dos partes y, ante la incomparecencia de la madre, decretó la vigente orden de detención y presentación en sede judicial que pesa sobre Juana Rivas.

A través de su representación legal, la madre pidió amparo al Tribunal Constitucional y la anulación de la orden de entregarle los niños a Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar y a quien denunció en 2016 por maltrato, tras volver a España desde Italia.

El pasado miércoles, 16 de agosto, el Constitucional -su última opción en la justicia nacional-, no admitió el recurso de amparo al alegar "extemporaneidad" en la presentación de la demanda de la mujer, quien anunció que buscará en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la protección a los dos menores que cree que le ha impedido España.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es