17 de octubre de 2019, 5:57:04
Sociedad

FRANCIA


Descubren en qué zona del cerebro "oyen voces" los esquizofrénicos

EL IMPARCIAL

Un tratamiento con impulsos magnéticos podría matizar las alucinaciones.


La ciencia profundiza su aterrizaje en la esquizofrenia. Esto es lo que se desprende del estudio que será presentado en el congreso que celebra en París el Colegio europeo de Neuropsicofarmacología y que ha conseguido precisar el área del lóbulo temporal implicada en el "oír voces" que experimentan muchos enfermos de esa dolencia. Además, han demostrado que tratar dicha zona con pulsos magnéticos podría mejorar la calidad de vida de algunos pacientes.

Sonia Dolfus, directora del estudio y de la Universidad de Caen (Francia) ha publicado un comunicado en el que se establece que "este es el primer ensayo controlado que determina con precisión una zona cerebral definida anatómicamente en la que aplicar pulsos magnéticos de alta frecuencia puede mejorar" el síntoma de "oír voces" que refieren muchos de esos enfermos.

Se trata de un hallazgo notable dentro del mal de la esquizofrenia, un grave problema de salud mental en el que los afectados experimentan alucinaciones o pensamientos confusos. Uno de sus síntomas más conocidos es el de escuchar voces, también conocido como alucinaciones verbales auditivas (AVA), que hasta un 70 % de los afectados experimentan en alguna ocasión.

Es por ello la relevancia del descubrimiento efectuado por los científicos. Según su investigación se ha demostrado, al fin, que la técnica conocida como estimulación magnética transcraneal (TMS), en la que se aplican pulsos magnéticos en el cerebro y que ha sido eficaz con otras enfermedades psiquiátricas, podría funcionar con pacientes con AVA.

El ensayo controlado que ha servido para llegar a la mencionada y esperanzadora conclusión involucró el trabajó con 26 pacientes que recibieron un tratamiento activo con TMS. En consecuencia, se estableció un grupo de control de 33 pacientes, que recibieron un placebo.

Fueron tratados con una serie de pulsos magnéticos de alta frecuencia -de 20 hercios- durante dos sesiones y dos días, los cuales se dirigían, gracias a una resonancia magnética, a una zona específica del lóbulo temporal asociada con el lenguaje. Dos semanas después se volvió a efectuar una evaluación a los enfermos y el 34,6 % de los que fueron tratados con TMS mostraron "una respuesta significativa", frente a solo un 9,1 % del grupo de control, especifica el texto del comunicado.

El profesor del Instituto central de enfermedades mentales de Mannheim (Alemania), Andreas Meyer-Lindenberg, ha aclarado que este estudio se basa en otros previos que mostraron el papel fundamental que tiene el exceso de actividad en las subregiones del lóbulo temporal en la generación de alucinaciones verbales en la esquizofrenia. Es por eso que categorizó el hallazgo como "importante". Y, "aunque las tasas de respuesta "fueron modestas, el TMS es un tratamiento bienvenido en el repertorio terapéutico, especialmente para aquellos pacientes que no responden a la medicación".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es