24 de enero de 2020, 4:05:41
Gente y tendencias

DESAFÍO SECESIONISTA


Isabel Coixet denuncia que independentistas le llaman "fascista" frente a su casa

EL IMPARCIAL

La directora de cine lamenta la situación que viven catalanes con los que comparte situación.


Isabel Coixet ha alzado la voz para denunciar la crispación en la que vive la sociedad catalana en estos tiempos. Lo ha hecho a través de una carta publicada en El País, que lleva por título "Tierra de nadie". En el texto, la directora de cine denuncia el "miedo" y el "odio" que desemboca en insultos que, como ella, padecen muchos catalanes que han pagado "un alto precio por decir con respeto y honestidad lo que uno piensa". En concreto, la creadora confiesa que escribe "con la cara encendida. No de vergüenza, sino de rabia", al verse insultada por "individuos con banderas esteladas atadas al cuello" que la gritan "fascista" delante de su casa.

La cineasta admite que se ha acostumbrado a recibir esos improperios producto del "pensamiento único del independentismo". Expone que lleva tiempo padeciendo "insultos y descalificaciones", sobre todo desde que firmó el manifiesto Foro Babel. Ese acuerdo, según explica, "pedía un bilingüismo real" y ha criticado que como ella hay muchos que "no seguimos el pensamiento único del independentismo y manifestamos nuestro desacuerdo". "Y en estos últimos meses el odio que hemos suscitado está alcanzando cotas inusitadas", ha señalado.

"El precio a pagar por decir con respeto y con honestidad lo que uno piensa iba a ser tan alto", proclama Coixet para continuar relatando que llegaron a "hackearle" para atribuirle un texto que ella no escribió, como un episodio más del "linchamiento mediático" a través de las redes sociales que le llevaron a abandonar Facebook, Twitter o WhatsApp. "Pero esta es la tercera vez que me gritan fascista en lo que va de semana (la primera que contesto) y hay algo en mí que se está rompiendo".

"Me doy cuenta con una claridad espeluznante que, pase lo que pase, no hay sitio para mí ni para nadie que se atreva a pensar por su cuenta en este lugar que me ha visto nacer", lamenta.

Además, ha recalcado que ha condenado "absolutamente la brutalidad policial" y que ha solicitado "(ya desde mucho antes que todo esto pasara) la dimisión inmediata de Rajoy", pero que, al no condenar "la actuación del Govern" se ha convertido "inmediatamente" en un "enemigo, fascista, fascistoide, franquista, la hez" para sus vecinos.

La afamada autora describe que sufre un sentimiento de "miedo" que comparte con "los que callan y en secreto vienen a decirte que están contigo, que te agradecen lo que haces, que ni en la intimidad del hogar pueden hablar para que los niños no les oigan y en el cole no se metan con ellos". "No hablo de anécdotas: esta es la realidad que vivimos los de aquí. La fractura pasmosa de una sociedad que convivía en paz y sin temores, con diferencias lógicas de opiniones y valores y criterios, pero con respeto", sentencia.

Concluye la misiva con un compromiso "a minimizar lo que me pasa para no alimentar más el monstruo del odio que no me haría diferente de los que me insultan" y a no cambiar "por nada esta seca y silenciosa tierra de nadie en la que me hallo". Tierra, esa, "en la que sé que muchos nos hallamos, en la que no suenan himnos ni gritos ni proclamas, en donde el aire solo mueve banderas blancas que susurran al viento "socorro" con la vana esperanza de que alguien, en algún lugar, alguna vez, antes de que sea demasiado tarde, las escuche", finaliza.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es