24 de enero de 2020, 7:41:34
Deportes

SELECCIÓN ESPAÑOLA


Busquets deja la política fuera de la Selección y jugará "muchos años" con España

EL IMPARCIAL

El mediocentro del Barcelona ha vaticinado una dificil resolución a la situación de Piqué.


Sergio Busquets fue uno de los jugadores más permeables a los insultos, abucheos y cánticos críticos que la tribuna de Las Rozas dirigió a Gerard Piqué y a Cataluña el pasado lunes. El mediocentro del Barcelona, que siempre ha mantenido un perfil bajo con respecto a la relación de su club con el referéndum del 1-O o con el movimiento nacionalusa catalán en general, ha decidido que en la madrugada de este miércoles iba a compartir alguna relfexión al respecto.

Lo ha hecho en sendas entrevistas concedidas a la Cadenas Ser y a la Cadena Cope. En la resaca de la consulta ilegal y de los retuiteos que su compañero de equipo hacía contra el Gobierno y en favor del independentismo -desde la propia concentración de la selección española-, el excelso mediocentro azulgrana a dado la cara para abordar la situación del vestuario español y el ambiente que se respira en un camarín que ha ganado todo.

Busquets ha comparecido después de que Sergio Ramos usara Instagram para proclamar su orgullo patriótico y de que Thiago se enfadara con la prensa por darle vueltas al polémico desaire público protagonizado por su amigo Piqué. Y el corazón del equilibrio y la clase del Barcelona legendario ha explicado su punto de vista desde la mesura y la templanza. Firme pero sin echar gasolina al incendio ni demostrar una emotividad que pudiera sangrar alguna de las heridas todavía sin cicatriz.

Preguntado por cómo le está afectando el brete de los últimos días, ha declarado que éste es su "momento más difícil en la selección por todo lo que está pasando" y, más en lo relativo al central con el que ha ganado todos los títulos imaginables el fútbol, ha manifestado que ve "complicado que se solucione el 'caso Piqué'". Sin embargo, ha explicado que "no ha habido ninguna cumbre excepcional por el caso Piqué" y ha aclarado que "a Piqué hoy le he visto normal, como un día más".

No ha entrado a valorar cómo le vio el lunes ni ha querido confirmar o desmentir el presunto deterioro casi definitivo en las relaciones entre Gerard y Sergio Ramos. En este sentido, Busquets sólo ha precisado que el central madridista "es importantísimo en todos los sentidos. En lo deportivo, y como capitán, es un ejemplo; y siempre está para lo que necesites".

Por último, y tras relatar que Xavi e Iniesta son los mejores jugadores con los que ha competido y que su mejor recuerdo es la final del Mundial de 2010, el ordenador culé ha entrado en harina y ha argumentado que "está claro que nos llega y lo vivimos, algunos mucho más cerca que otros pero todos lo vivimos". "A todos nos incumbe, aunque aquí todos lo intentamos dejar un poco al margen,y a veces parece que no queramos meternos, pero es que nosotros estamos aquí como futbolistas, para hablar de fútbol y para convivir con compañeros de fútbol", recalcó.

"Es una semana difícil en todos los sentidos", reconoció el de Sabadell, que arguyó que "yo dejo las ideas políticas fuera de la Selección". Y describió lo vivido el lunes en la Ciudad del Fútbol: "Fue duro. Se vive mal, se vive triste, pero nosotros nos tenemos que entrenar. Decidieron hacerlo a puerta abierta, no fue fácil para nadie y ojalá todo cambie, pero es nuestra manera de pensar, que pensamos en el bien de la selección". "Creo que voy a seguir jugando muchos años con la selección española", concluyó.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es