7 de diciembre de 2019, 16:24:07
Nacional

BAJO EL LEMA "ORGULLOSOS DE SER ESPAÑOLES"


Ovación al Rey, Guardia Civil y Policía en la Fiesta Nacional

EL IMPARCIAL

Una multitud asistió a la parada militar y ondeó miles de banderas españolas.


El Rey, con el uniforme de capitán general del Ejército del Aire, y la Corona han sido recibidos con aplausos y gritos de “viva España” a su llegada al desfile de la Fiesta Nacional. Miles de personas los esperaban para disfrutar de la que será la marcha más larga y completa de los 30 años que se celebra en la capital.

El acto ha comenzado a las 11.00 horas en la plaza de Lima mientras miles de banderas españolas ondeaban por los casi dos kilómetros preparados para este desfile del 12 de octubre. Bajo el lema "Orgullosos de ser españoles", se prevé que ésta sea una jornada histórica tras los acontecimientos de la última semana y la multitudinaria manifestación del domingo a favor de la Constitución y de la unidad de España en las calles de Barcelona.

En el desfile por el paseo de la Castellana participan unos 3.900 efectivos, entre militares de los tres Ejércitos, guardias civiles, policías y Guardia Real, 84 vehículos y 78 aeronaves. Una de las novedades es la asistencia de la Policía Nacional, que desfila por primera vez desde hace más de 30 años.

Tras la exhibición de paracaídas, se ha procedido al izado de la bandera y al homenaje a los caídos, momento solemne en la jornada, que en esta ocasión está dedicado al recuerdo de las víctimas de los atentados yihadistas de Cataluña. Los fallecidos han estado representados en la ofrenda floral por los embajadores de sus países de origen: Argentina, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Alemania, Italia, Portugal, Reino Unido y Australia.

Acto seguido se ha iniciado el desfile aéreo, el más aclamado habitualmente por el público, seguido del terrestre.

Junto a los Reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía, están el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, el resto de miembros del Gobierno, así como presidentes autonómicos y otros cargos institucionales excepto el presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, el lehendakari, Íñigo Urkullu y la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, que tradicionalmente no acuden.

También ha participado en el desfile la bandera del Líbano para agradecer que su Ejército homenajeara a las víctimas del atentado de Cataluña cuando ondeó su enseña junto a la española.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es