18 de noviembre de 2019, 20:44:22
Nacional

DESAFÍO SECESIONISTA


Dastis, a la BBC y sobre Cataluña: enmendaría la Constitución

EL IMPARCIAL

El Parlamento de Flandes no reconoce la independencia de Cataluña.


El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, ha concedido una entrevista a la BBC en la que ha tratado el desafío independentista catalán. Lo ha hecho proclamando que no siente "ninguna compasión" por Carles Puigdemont porque ha "menospreciado de manera flagrante la democracia". Además, en esa intervención ha expuesto que el expresidente de la Generalidad, que se encuentra huido en Bélgica, ha puesto en cuestión la democracia española "de manera voluntaria".

El titular de Exteriores del Gobierno liderado por Mariano Rajoy profundizó su análisis de la situación ante la cadena pública birtánica esgrimiendo que "está claro que la decisión será tomada por todos los españoles", al ser preguntado por la celebración de un posible referéndum pactado para resolver la crisis. A este respectó, aseguró que se ha creado "un comité en el Parlamento para explorar la posibilidad de enmendar la Constitución y acomodar mejor las aspiraciones de algunos de los catalanes".

Este último punto es uno de los primeros que salen de las filas gubernamentales. Dastis se ha destacado con esta declaración, que ha apostillado "reconocemos que hay una situación política que merece ser observada" y, por ello, se contemplan todo tipo de soluciones, incluida la de una modificación de la Carta Magna que acerque posturas y destensione el contexto actual.

También abordó el ministro el examen que le pasó la BBC sobre las imágenes que dieron la vuelta al mundo durante el referendum ilegal del 1 de octubre. Tras calificar a Puigdemont como "un político que tan descaradamente ha ignorado el sistema al que debe su propia legitimidad política", negó que el 1-O se tratara de un "domingo sangriento" o "Bloody Sunday", concepto muy sensible en Gran Bretaña e Irlanda, pues así se conoce la muerte de 14 personas en Derry, Irlanda del norte (30 de enero de 1972), por disparos del ejército británico.

Dastis se limitó a argumentar que llegaron al exterior muchas imágenes e informaciones falsas y confesó que "hubo imágenes feas" que no le gustaría tener que volver a ver.

Más tarde, Dastis acudió a un encuentro con decenas de responsables empresariales, celebrado en la Cámara de Comercio de Alicante. En esa cita se proyectó reflexionar en torno a las relaciones comerciales con el norte de África, pero el asunto catalán, inevitablemente, salió a la palestra. El titular de Exteriores, entonces, respondió a un empresario que considera que la crisis secesionista supondrá un impacto económico que será "el mínimo posible".

Ha relatado que el Gobierno ha establecido un estudio relativo a ese impacto si el conflicto político se prolongase y ha indicado que tiene la "esperanza" de que "va a ser el mínimo posible" y que "después de las elecciones del 21 de diciembre las cosas deberían volver a la normalidad". "Los analistas internacionales lo ven (el asunto independentista) como una tormenta en un vaso de agua", incomparable al miedo generado por el Brexit, la situación de Grecia o la posibilidad del triunfo del Frente Nacional en Francia, ha asegurado.

Según la perspectiva de Dastis, "las fantasías de los secesionistas están siendo absorbidas por la realidad", por lo que las consecuencias económicas se "limitarán al mínimo". De este modo ha cerrado el ministro un miércoles intenso, en el que también se ha reunido con una decena de embajadores españoles en países del sudeste de Europa y en el que visitado la Oficina de la Propiedad Intelectual de la UE.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es