16 de junio de 2019, 22:36:31
Nacional

CONSIDERA QUE CIUDADANOS ES "LA MEDIA NARANJA DEL PP"


Sánchez regala el Gobierno catalán a los separatistas

Luis Vera

"El PSC no apoyará a Arrimadas", ha manifestado el líder socialista.


Todos los análisis políticos dicen que el Gobierno catalán podría ser separatista en el caso de que ERC, Juntos por Cataluña y la CUP consiguieran la mayoría absoluta. Sólo sería constitucionalista si Cuidadanos, PSC y PP alcanzasen el mayor número de escaños. Sin embargo, esta mañana el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, ha hecho unas declaraciones en los Desayunos de TVE que desmontan esta estrategia. Ha asegurado que el PSC no apoyará a Inés Arrimadas, candidata a la Generalidad por la formación naranja, al ser la “marca blanca del PP”.

“Ni independentistas ni tampoco formaciones conservadores en Cataluña” responde el secretario general del PSOE cuando le preguntan por posibles pactos postelectorales. Después de que tanto el PSOE como el PSC se comprometieran la semana pasada a no permitir formulaciones de Gobierno de los partidos secesionistas, ahora tampoco van a facilitar un Ejecutivo presidido por Ciudadanos. “En España hemos tenido suficiente derecha como para tener más derecha en Cataluña”, ha criticado.

Sánchez ha trazado una nueva línea roja y ha rechazado cualquier pacto con Cuidadanos tras el 21-D al considerarlo “la media naranja del PP”. “Lo que estamos pidiendo es tender puentes y abrir espacios de convivencia, y el espacio de la convivencia y la concordia y del autogobierno no está a la derecha del PP, que es donde se está situando Cs y Albert Rivera”, ha añadido.

Defendiendo la candidatura de su partido, ha indicado que el PSC es una organización de izquierdas y socialdemócrata y, por esta razón, no va a respaldar una formación que “está siguiendo la misma política territorial del PP y abrazando todas las tesis del PP” en los últimos meses, ha argumentado.

Por su parte, Arrimadas ha apelado desde Bruselas a que la formación socialista “tome una buena decisión” y deje de pensar en “votos y sillas”. Además, ha asegurado que ella pedirá el apoyo del PSOE para formar gobierno tras las elecciones del 21-D dada la gravedad de la situación en Cataluña.

De hacerse efectivas las palabras de Sánchez, la victoria de los constitucionalistas sería imposible. El apoyo del PSC es necesario para que no se repita de nuevo un gobierno como el anterior.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es