16 de diciembre de 2019, 2:14:22
Sociedad

EN LA FRONTERA


Crónica religiosa. La paz es la aspiración profunda de todos

Rafael Ortega

Francisco llama a atender a los 250 millones de migrantes que buscan dónde "vivir en paz".


Estas palabras del Papa encuadran el Mensaje de Francisco para la Jornada Mundial de la Paz 2018, titulado "Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz". Una paz que "es el deseo especialmente de aquellos que más sufren por su ausencia". El Papa recuerda así a los más de 250 millones de migrantes en el mundo que buscan un lugar "donde vivir en paz".

Estos días estamos en Roma y hemos podido escuchar al Papa también, muy afectado por el atendo en la mezquita egipcia donde han muerto 250 personas. Por eso este Mensaje de Francisco es especialmente importante y dedicado "a todos los que huyen de la guerra y del hambre, o que se ven obligados a abandonar su tierra a causa de la discriminación, la persecución, la pobreza y la degradación ambiental". Con este espíritu de misericordia, el Papa pone de manifiesto que acoger al otro exige un "compromiso concreto, una cadena de ayuda y de generosidad, una atención vigilante y comprensiva, la gestión responsable de nuevas y complejas situaciones que, en ocasiones, se añaden a los numerosos problemas ya existentes, así como a unos recursos que siempre son limitados". Una llamada a todos los gobernantes, muchos de los cuales hacen caso omiso de estas graves situaciones.

Unas jornadas muy enriquecedoras como siempre que nos acercamos a Roma y donde comprobamos, una vez más, cómo Francisco nos anima todos a ser coherentes con nosotros mismos y con la ayuda a los demás. Como ha hecho también con el mensaje enviado al séptimo festival de la Doctrina Social de la Iglesia que comenzó en Verona el pasado jueves, bajo el título “Fidelidad es cambio”, y en que asegura que “la fidelidad a Dios y la fidelidad al hombre convergen en un movimiento dinámico que toma la forma del cambio de nosotros mismos y del cambio de la realidad, superando inmovilismo y conveniencias, creando espacios y trabajo para los jovenes y su futuro”.

Unas palabras particularmente muy importantes para nosotros, a la semana justo de la celebracion del Congreso Católicos y Vida Pública que con el tema “La Acción Social de la Iglesia” abordó estos asuntos de forma muy especifica y con gran protagonismo de los jóvenes.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es