24 de agosto de 2019, 15:37:57
Nacional

EL EXPRESIDENT JUSTIFICA LA 'VÍA FORCADELL'


Mas defiende que Junqueras acate el 155 para salir de prisión

EL IMPARCIAL/Efe

El expresident justifica la 'Vía Forcadell' seguida por los secesionistas presos.


El expresidente de la Generalidad y presidente del PDeCAT, Artur Mas, ha afirmado este viernes que entiende que los exconsejeros en prisión y los líderes soberanistas encarcelados "digan lo que tengan que decir" para salir de la cárcel, aunque esto implique el acatamiento del artículo 155 de la Constitución.

En esta misma línea se ha manifestado el expresidente de la Generalidad Carles Puigdemont, quien también ha pedido a los exconsejeros cesados y a los líderes soberanistas que se encuentran en prisión que hagan "lo que haga falta para salir" de la cárcel. En un mensaje en Twitter, Puigdemont ha dicho que deben salir de la prisión "porque no deberíais de haber entrado nunca. Tenemos mucha faena y os necesitamos para plantarle cara al tripartito del 155. Espero que nos reencontremos pronto".

Arur Mas, que esta mañana ha sido entrevistado en Onda Cero, ha asegurado que esta 'vía Forcadell" responde a una decisión "de las defensas" para salir de prisión, pero ha afirmado que no entiende que la decisión sobre su libertad se base "en una manifestación pública" cuando "hay que dilucidar si hay hechos delictivos o no".

En este sentido, ha rechazado que, bajo su punto de vista, los exconsejeros en prisión y los líderes soberanistas hayan cometido un delito de rebelión o sedición "porque implican el uso de la violencia física", pero no ha negado que hayan cometido, en todo caso, un delito de desobediencia al Tribunal Constitucional (TC), como fue su caso.

"Dentro de las posibles faltas, esa tendría sentido quizá que fuera juzgada", ha considerado al ser preguntado por el delito de desobediencia, y ha añadido que un informe de la Generalidad ha cuantificado los gastos de la organización del 1-O en 25.000 euros, una cifra que no considera suficiente como para mantener a los consellers cesados en prisión preventiva.

De esta forma, Mas ha sostenido que ni el 1-O ni las decisiones que se tomaron posteriormente -en una alusión velada a la declaración de independencia por parte del Parlament de Cataluña- tuvieron "consecuencias jurídicas".

"Tenemos a gente en prisión por haber hecho manifestaciones políticas sin consecuencias jurídicas", ha indicado, y se ha preguntado si existen motivos para mantenerlos en prisión si no hay ni riesgo de fuga ni riesgo de destrucción de pruebas, en su opinión.

Respetará el resultado del 21-D

Por otra parte, Mas también ha afirmado que dará por bueno el resultado de las elecciones del 21D "como demócrata", pero se ha preguntado si, en caso de que ganen los partidos independentistas, el Estado "dará por buena que la realidad catalana es esta". "Si el bloque independentista no tiene mayoría en el Parlament, pues se acepta el resultado y se colabora con los que han ganado para que legislatura dé los mejores frutos para Cataluña", ha dicho en declaraciones a Onda Cero.

Mas ha enmarcado en la normalidad la decisión de ERC de acreditar a 8.000 apoderados para las elecciones del 21D porque cree que es la manera de garantizar "que no hay ningún error en el recuento electoral". "Ha pasado muy pocas veces de manera sustancial, excepto en el voto en el extranjero", ha dicho sobre un eventual "pucherazo electoral" y ha considerado que en este caso los electores tienen difícil controlar que no haya fraude.

Preguntado por si los partidos independentistas abandonarán su proyecto de ruptura si no obtienen mayoría absoluta, ha considerado que la decisión sobre la relación entre Cataluña y el resto de España se debe contar "en votos", pero si obtienen mayoría en escaños "hay que invitar a las autoridades del Estado a sentarse".

Aun así, ha advertido de que "no se puede renunciar a un proyecto político si recibes mayoría absoluta", aunque ha reconocido que si los partidos independentistas pierden la mayoría parlamentaria su proyecto quedará "aparcado" al menos durante la próxima legislatura. Mas no considera "ajena" la lista de Junts per Catalunya, impulsada por el expresidente de la Generalidad, Carles Puigdemont porque es la candidatura que "representa" al PDeCAT.

Así, ha reconocido que la decisión de Puigdemont de concurrir a las elecciones "lo cambia todo" y que el PDeCAT se ha "acomodado a la excepcionalidad" que esto supone, y ha considerado "absurdo" que hubiesen presentado una lista propia a las elecciones para competir con Puigdemont. "La lista de Junts per Catalunya es mi lista", ha remachado en este sentido Artur Mas.

Hoy declaran ante el Tribunal Supremo los exconsejeros de la Generalidad en prisión preventiva y el vicepresidente cesado, Oriol Junqueras, además del hasta ahora presidente de la ANC, Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es