17 de octubre de 2019, 23:47:23
Mundo

CONFLICTO ISRAEL-PALESTINA


La UE niega trasladar la capital israelí a Jerusalén ante Netanyahu

EL IMPARCIAL

El mandatario del país hebreo ha tratado de presionar para que se siguiera la declaración de Trump.


La Unión Europea ha eludido la presión efectuada por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para que el organismo continental se adhiriera a la decisión adoptada en la Casa Blanca y trasladara sus embajadas a Jerusalén, como un acto que significara el reconocimiento de dicha ciudad como capital del Estado de Israel. Federica Mogherini ha aclarado a su interlocutor hebreo que Europa se niega a seguir alimentando la escalada de tensión árabe.

La alta representante de la UE ha declarado este lunes que "sé que Netanyahu espera que otros sigan la decisión de Trump de trasladar sus embajadas a Jerusalén. Puede mantener sus aspiraciones para otros, porque del lado de la UE y sus Estados miembros, esta decisión no llegará".

Esta aseveración ha arribado después de la conclusión de la reunión del Consejo de ministros comunitarios. Antes de dicha cumbre, los mandatarios mencionados recibieron a Netanyahu en un desayuno informal en el que el primer ministro israelí llamó a los dirigentes presentes a seguir los pasos de Estados Unidos. La charla se prolongaría durante más de dos horas pero Israel no sacarçia nada del primer capítulo de la ronda de contactos con las instituciones comunitarias en Bruselas.

En la primera visita de un primer ministro israelí al núcleo del poder político de la UE en 22 años, Netanyahu pretendía poner sobre la mesa el movimiento de Trump sobre Jerusalén y, además, profundizar en la relación bilateral y el futuro del proceso de paz. "Creo que todos o la mayor parte de los países europeos trasladarán sus embajadas a Jerusalén, reconocerán que es la capital de Israel y se implicarán de forma clara con nosotros en seguridad, prosperidad y paz", aseguró.

"Aunque no tenemos un acuerdo al respecto, esto es lo que pasará en el futuro", proclamó Netanyahu. Pero, horas después, Mogherini le contradijo con rotundidad: "El primer ministro ha podido escuchar a los Veintiocho de manera muy consolidada y unida sobre que la única solución realista y viable es la de dos Estados, el de Israel y Palestina, con Jerusalén como capital de ambos según sus fronteras delineadas en 1967".

"La UE seguirá respetando el consenso internacional sobre Jerusalén hasta que el estatuto final de la ciudad sea resuelto mediante negociaciones directas de las dos partes. Fue un claro y unido mensaje", sentenció la dirigente. Asimismo, condenó la violencia contra los judíos, "incluido en Europa", pero advirtió de las consecuencias del anuncio de la Casa Blanca: "Podría abrir más espacio para las fuerzas radicales de todas las partes y en la región".

"Ahora tenemos que unir fuerzas, las fuerzas de la razón y las determinadas a encontrar una solución", observó Mogherini antes de señalar que "no hay ninguna iniciativa de paz, ningún intento de restablecer las conversaciones de paz entre palestinos e israelíes, que pueda ocurrir sin la implicación de EEUU". Confesó, también, la "preocupación" de la UE "compartida" con el propio EEUU e Israel porque "no queremos ver a una Administración estadounidense desacreditada en lo que se refiere a las negociaciones en Oriente Medio". Pero instó a Trump a abandonar la "ilusión" de que sólo una propuesta suya puede resultar exitosa.

Eso sí, aclaró que "no estamos buscando multiplicar iniciativas, sino desempeñar totalmente nuestro papel, como siempre, como un poder determinado, racional, cooperativo, de confianza, predecible". Negó que la UE estuviera preparando una hoja de ruta sin contras con EEUU, escenario que ha generado inquietud. "No he oído de nadie y no sólo en la última semana, sino en las últimas décadas, ninguna otra idea que la de los dos Estados para preservar la seguridad israelí; los palestinos necesitan tener su propio país, su propia autoridad", concluyó.

Y Netanyahu, por su parte, expuso que Trump "ha puesto claramente los hechos sobre la mesa: la paz se basa en la realidad, el hecho de que Jerusalén es la capital de Israel". "A pesar de tender la mano a los palestinos en busca de la paz durante cien años, los israelíes hemos sido atacados constantemente, no por uno u otro trozo de territorio sino por cualquier territorio que fuera un Estado, una nación-Estado para el pueblo judío", arguyó.

Según su criterio, Trump ha abierto una ventana en favor del entendimiento. Por ello, pidió "dar una oportunidad a la paz" y respetar la senda que el presidente norteamericano ha abierto.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es