21 de octubre de 2019, 7:31:42
Nacional

21D


Iceta confirma que no hará 'president' a nadie del PP o Ciudadanos

EL IMPARCIAL

Bronca tuitera entre Reverte y Colau por el 'bullying' de Rufián.


Miquel Iceta ha aclarado algunos conceptos cruciales de cara a las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Lo ha hecho en una entrevista y en mitin celebrado en Rubí. El candidato del PSC ha querido destacar este martes que ni va a investir a ningun candidato de "derechas", en referencia a Ciudadanos y al PPC, ni va a apoyar el mandato de ningún partido de corte independentista. Pero, además, de esas precisiones, ha ido más allá y ha instado a Inés Arrimadas a abrir el abanico del bloque de los constitucionalistas.

"El bloque constitucionalista no suma", ha proclamado antes de asegurar que lo idóneo, a su jucii, sería que "más que vetos, miremos qué propone cada uno". Es decir, Iceta considera que Ciudadanos, que lidera la trinchera de los partidos que defienden la unidad de España y parte como puntero según los sondeos, debería repensar su veto de partida a Podemos y hacer hueco para el diálogo con Xavier Domènech y el partido de Ada Colau.

"El PSC tiene más posibilidades de establecer acuerdos parlamentarios que otros que están más en los extremos, ahora, eso depende de lo que vote la gente y de la dinámica de los partidos y cada cual tendrá que hacerse responsable de sus actuaciones", ha apuntado en una reflexión que ha redondeado su planteamiento hacia la formación presidida por Albert Rivera.

Ya inmerso en el acto electoral, en el que ha sido arropado por la presidenta balear, Francina Armengol, y la alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez, el candidato del PSC a la Generalidad ha denunciado que "hay seis partidos para el follón y sólo uno para la solución" y ha prometido que si su partido protagonizara una gran victoria en los comicios venideros, Cataluña evitaría ser en 2018 la última comunidad del Estado en crecimiento del PIB.

"Me parece que en esta campaña hay seis partidos para el follón y sólo uno para la solución. Hay que ir a votar. La situación política catalana es difícil, pero tiene solución", ha diagnosticado para, acontinuación, rubricar que no hará presidente ni a un candidato independentista ni a uno "de derechas", en referencia al PPC y a Ciudadanos. "No me imagino que ningún independentista quiera que yo sea presidente, y lo entiendo, de la misma manera que yo tampoco votaré a ningún candidato independentista", había expuesto en la entrevista.

Por último, Iceta arguyó que "Cataluña era la primera comunidad en crecimiento del PIB en 2015. En 2016 era la tercera. En 2017 acabará siendo la novena. Y el año que viene, si no se equivoca el informe y espero que se equivoque, será la última. Es tremendo". "¿Qué tenemos que hacer? Cambiar de rumbo, el rumbo equivocado que nos ha dividido, empobrecido y que ha dejado muy tocada nuestra imagen como país, y volver a una situación de estabilidad política y seguridad jurídica que permita a las empresas invertir, recuperar crecimiento y prosperidad", zanjó.

Finalmente, el candidato socialista se comprometió a negociar inversiones públicas en Cataluña, participar en la reforma constitucional y conseguir una nueva financiación si resulta president. "Cuando vaya a negociar con quien sea, lo primero que haré no es darle una patada en la espinilla. Lo haré distinto. Ofreceré lealtad, sinceridad, colaboración, porque del bien de Cataluña saldrá el beneficiada el conjunto de España. No hay negocios en que uno gana u otro pierde. O ganamos todos o no funciona", finalizó.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es