21 de noviembre de 2019, 20:41:45
Mundo

TERRORISMO


El FBI atrapa a un exmarine que ideaba atentar en Navidad en nombre de Daesh

EL IMPARCIAL

La Inteligencia de Estados Unidos ha detenido a Everitt Aaron Jameson.


Everitt Aaron Jameson es un exmarine de 26 años que estaba estudiando la preparación de un atentado en el muelle turístico de San Francisco (California) el día de Navidad. En nombre del grupo terrorista Daesh. A esa conclusión llegó el Buró Federal de Investigación (FBI), cuyos agentes consiguieron detender este viernes a dicho sujeto. Las pesquisas mostraron que en el pasado septiembre Jameson mostró su apoyo al yihadismo en redes sociales.

El exmarine celebró en Facebook el atentado que ocasionó ocho muertos el 31 de octubre en Manhattan (Nueva York), en un ataque de un terrorista que dijo actuar en nombre de Daesh. Así consta en el informe en el que ha participado un confidente habitual del FBI que siguió al sospechoso, también en su actividad cibernética.

Este agente infltrado logró entrar en contacto con Jameson a comienzos de este mes. Se presentó como miembro de Daesh y el detenido se ofreció a "hacer lo que sea" en nombre del grupo terrorista. Además, hizo hincapié en la idoneidad de su experiencia militar en el "ejército de los infieles" para idear y ejecutar un atentado. De este modo se refirió Jameson al Cuerpo de Marines de Estados Unidos, unidad militar de la que fue expulsado por "alistamiento fraudulento" al mentir sobre el asma que padece.

Según se ha esclarecido, durante el tiempo en que se mantuvo enrolado en ese destacamento desarrolló una especial habilidad como francotirador, hecho que le convertía en un elemento muy peligroso. Sobre todo porque confesó al agente encubierto que estaba preparando un atentado en el turístico Pier (muelle) 39 de San Francisco el día de Navidad. Tenía planteado el uso de explosivos y armas de fuego y una mentalidad que le llevó a proclamar que estaba "listo para morir".

Jameson pediría al agente un fusil y material para los explosivos. Tratraría de fabricar explosivos en Modesto (California), una ubicación aislada, para después acumularlos en su propia casa hasta el momento del ataque terrorista.

Esas comunicaciones desembocaron en el 18 de diciembre, fecha en la que el agente encubierto le aseguró al exmarine que no se veía capaz de atentar. En se punto el FBI pidió una orden para registrar la casa de Jameson y extraer más información. Allí encontraron una carta con multiplicidad de señales yihadistas asumiendo la autoría de unos actos. También se localizaron documentos con sus últimas voluntades y su testamento. Varias armas de fuego y balas completaron la pesquisa.

En ese registro los agentes del FBI arrestaron al exmarine de 26 años, que manifestó en ese momento su fidelidad a Daesh y su voluntad de atentar y realizar el mencionado plan. Finalmente, el Departamento de Justicia, a través del fiscal general, Jeff Sessions, aseguró que los agentes del FBI "han ayudado una vez más a frustrar un supuesto complot para matar estadounidenses".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es