14 de diciembre de 2019, 23:12:46
Deportes

BALONCESTO


NBA. Serge Ibaka vuelve a ser expulsado por liarse a puñetazos con un rival

EL IMPARCIAL

El jugador español perdió los nervios en el duelo ante los Heat.


“Sé que esto es baloncesto. A veces hacemos trash talking o nos empujamos los unos a los otros, pero no hay lugar para sacar a relucir a los puños. Lo que quiero es jugar y no ser suspendido”, declaró Serge Ibaka en marzo de 2017, días después de haberse peleado, a puñetazo limpio, con el pivot de los Bulls Robin Lopez. En aquel brete, con los play-offs en juego, el jugador de los Raptors no pudo contener la tensión en el cuerpeo y se abandonó a un combate anatómico.

“Todo comenzó con los típicos empujones en la lucha por el rebote. Siempre hay contacto. Pero de repente me dio un puñetazo. Como hombre tenía que defenderme. No voy a consentir que alguien me propine un puñetazo y quedarme de brazos cruzados. Tenía que protegerme. Eso es lo que ocurrió”, de este modo explicó lo ocurrido. En una de las imagenes bochornosas que la NBA acostumbra a sancionar con dureza, con el fin de cuidad, casi de manera, enfermiza, la imagen del producto.

Pues bien, meses después, en concreto en la pasada madrugada del martes al miércoles, Ibaka se vio envuelto en otro roce que desembocó en un combate de boxeo improvisado. Y, de nuevo, fue el oponente el que disparó primero. Esta vez se medían los de Toronto, segundos de la Conferencia Este, a los Heat, un equipo en claro ascenso y que está instalado en la voluntad de ganar puestos de cara a la post-temporada que dan casi por asegurada.

En el Air Canada Centre, en casa, los Raptors del hispano-congoleño caerían por 89-90 después de haber rozado una remontada sensacional. Una bandeja, con rectificado, de Wayne Ellington setenció el duelo a 3 décimas del bocinazo y en favor de la franquicia de Miamia. El traspie era notable para las pomposas aspiraciones de los canadienses y la intensidad del envite reflejó la importancia del choque. Pero la guía de De Rozan (25 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias), que hubo de suplir la sensible baja de Kyle Lowry (en el dique seco por un terrible golpe en la cabeza que sufrió en el entrentamiento precedente ante los Nets), no fue suficiente. Se cortó la racha de 12 triunfos consecutivos en su campo para los locales.

El All Star daría testimonio de la tensión del duelo iniciando un altercado con el base rival Gordan Dragic (24 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias). El estadounidense se dirigió a gritos y desafiante hacia el esloveno y ambos entablaron una escaramuza que constituyó el capitlo final del bochornoso espectáculo que abrieron Serge Ibaka y James Johnson.

A los 4 minutos del tercer cuarto los dos jugador forcejearían por la posición y el visitante se calentó hasta el punto de intercambiar empujones. En ese punto, el español amagó con golpear con el codo y Johnson respondió con un puñetazo. Y el lío es montó, por ende. Como resultado, Ibaka volvió a ser expulsado y sancionado por pelearse sobre la ancha y su equipo perdería después de remontar 12 puntos de desventaja. 'Air Congo' finalizaría con una tarjeta de 22 minutos, 11 puntos (1 de dos en triples), cinco rebotes y dos tapones. El personal de seguridad tuvo que intervenir para separarles y también a De Rozan y Dragic. La rivalidad venidera ya se ha prendido.

Además, en una jornada en la que ni Warriors, ni Rockets, ni Celtics ni Cavaliers compitieron, sobresalió la derrota que padecieron los Thunder en su campo y ante los Trail Blazers. El sistema de Portland sobreviviría a la ausencia de Lillard gracias a la exhibición ofrecida por C.J. McCollum (27 puntos y siete asistencias). El escolta se apoyaría en el base suplente Shabazz Napier (21 puntos y cinco rebotes) y en el pívot bosnio Jusuf Nurkic (20 puntos y ocho rebotes) para tumbar a los de Oklahoma.

Una vez más, no funcionó la, mezcla entre Westbrook (doble-doble, con 22 puntos y 12 rebotes), Paul George (22 puntos) y Carmelo Anthony (19 puntos). En es afranquicia participaría un Alex Abrines con un rol en decadencia. El ex jugador del Barcelona jugaría 12 minutos y acumularía siete puntos, dos rebotes y dos asistencias en otra ejecución como suplente y parte secundaria de la rotación.

Por último, los Lakers doblegaron a los Sacramento Kings con otra actuación dispar del novato Lonzo Ball. El base firmaría un doble-doble de 11 rebotes y 11 asistencias, con cinco puntos y otros tantos robos, pero un ratio de tiro muy discreto (2 de 10 tiros de campo y uno de 7 en triples). Julius Randle (22 puntos, 14 rebotes y seis asistencias) se eregiría como el referente angelino, bien acompañado por Brook López (18 puntos). Y Dallas tumbó a los Magic (114-99) con 20 puntos de Dirk Nowitzki y otros tantos del novato Dennis Smith. Además, Wesley Matthews, Harrison Barnes y Yogi Ferrell estuvieron en dobles dígitos y su entrenador Rick Carlisle logró el triunfo número 708, colocándose como el 17 en toda la historia de la liga.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es