17 de octubre de 2019, 12:07:01
Mundo

VENEZUELA


Maduro confirma la muerte del 'Rambo' venezolano

EL IMPARCIAL

Fue abatido en el barrio caraqueño de El Junquito.


El ministro del Interior de Venezuela, Néstor Reverol, ha confirmado este martes la muerte de Oscar Pérez, jefe de una banda policial insurrecta que en julio de 2017, en plenas protestas antigubernamentales que causaron más de 100 muertos, lanzó granadas desde un helicóptero (de la Policía científica) contra edificios del Gobierno, en Caracas. Desde entonces, el apodado como el 'Rambo' de Venezuela y sus secuaces fueron declarados como terroristas por el tégimen de Nicolás Maduro. Entonces, el agente llamó a derribar el Ejecutivo chavista.

Este lunes se informaba del desmantelamiento del grupo armado liderado por Pérez. Maduro le había dado caza al particular policía que se encontraba fugado y perseguido por las autoridades bajo la alerta nacional e internacional.

Fue el mismo agente insurrecto el que anunció, a través de sus redes sociales, que estaba cercado en el barrio caraqueño de El Junquito, donde finalmente ha sido abatido. "Aquí nos encontramos en la carretera nueva de El Junquito. Estamos negociando, no queremos hacer frente a funcionarios, que de paso hay conocidos de nosotros, somos patriotas, somos nacionalistas, venimos con toda nuestra convicción", aseguró en Instagram. Y expuso que "para los que tuvieron dudas aquí estamos peleando, nos han disparado, estamos agazapados, pero ya estamos negociando con los funcionarios, los fiscales".

En ese mensaje Pérez pidió a Venezuela luchar por la libertad y no caer en la deseperanza. Sea como fuere, ya por la tarde el Ministerio de Interior del país expuso que los miembros del grupo parapetado "hicieron resistencia armada, fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos". Entonces, en la nota oficial del gobierno se informaba de que dos policías habían fallecido y otros cinco fueron "gravemente heridos", aunque no especificaba si el 'Rambo' caribeño murió o fue detenido. Horas más tarde, el Gobierno de Venezuela confirmaba la primera opción.

En el mismo comunicado, también se afirmó el guerrilla estaba "fuertemente apertrechado (listo) con armamento de alto calibre y abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos".

Ante este episodio violento se mostraron disconformes las ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social y Provea. Ambas asociaciones denunciaron el cariz del operativo de seguridad y denunciaron que se habían violado los derechos humanos de los rebeldes. Según su criterio, Pérez y compañía no eran terroristas sino disidentes. El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos afirmó en Twitter que el "Estado no agotó la vía de la resolución pacífica y propició desenlace con muertes y heridos en operativo de captura de Oscar Pérez", mientras que el OVCS publicó el siguiente análisis: "Posible ejecución extrajudicial durante detención del piloto Óscar Pérez"

Más tarde llegaría la respuesta del Servicio Penitenciario, Iris Varela. Dicha autoridad llamó a las autoridades a detener al exministro de Interior Miguel Rodríguez Torres, debido a que le considera mentor de Pérez. "El asesino Oscar Pérez y su banda de terroristas, pagaran con todo el peso de la ley por todo el daño que han causado cegando la vida a funcionarios, aquí no vale el llanto ni el arrepentimiento. Urge capturar a su mentor Miguel Rodríguez Torres, tanto o mas peligroso que esta lacra", subrayó.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es