16 de diciembre de 2019, 2:06:28
Deportes

ETAPA 11


Dakar 2018. Carlos Sainz reacciona ampliando su liderato y Barreda se retira

EL IMPARCIAL

El piloto madrileño ha ampliado la ventaja que le separa de sus perseguidores.


La de este miércoles era, quizás, la etapa trascendental de este rally en la categoría de coches. El trazado planteaba 280 kilómetros cronometrados y el paso por la emblemática región de Fiambalá -clásica del Dakar suramericano-. El calor y las dunas de esta zona han sido jueces de la prueba en ediciones anteriores y también lo han pidido ser en ésta. Y es que Carlos Sainz respondió a la afrenta de su compañero Stéphane Peterhansel sacándole diez segundos después de haber perdido casi un cuarto de hora este martes.

El ganador del día fue Bernhard Ten Brinke, que completó la etapa entre Belén y Chilecito (Argentina) con un crono de 4 horas, 10 minutos y 54 segundos. Es el único respiro que ha tenido Toyota en este rally. Sainz cruzaría la meta a 4 minutos y 40 segundos, en la tercera plaza. Y Peterhansel sería cuarto. En consecuencia, el español mantuvo a raya a su principal competidor para dejar casi sentenciado su segundo título a falta de tres jornadas.

Quedan 2.000 kilómetros por recorrer tras haber completado la etapa más temida por los que tienen algo de defender. Y por si no hubiera resultado suficiente su rendimiento eficiente sobre su Peugeot, Sainz recibió al terminar el día la mejor noticia que le pudo ofrecer la organización: cancela la penalización de diez minutos impuesta hace dos días por entender que el madrileño no asistió al piloto de quad Koolen después de haberle golpeado, presuntamente. Así, el colchón vuelve a dispararse y con él la confianza de un piloto que afrontará este jueves la etapa más larga, de 929 kilómetros de recorrido, de los que 369 serán cronometrados.

La general refleja una brecha casi definitiva. El francés Stéphane Peterhansel queda a una hora de distancia y el catarí Nasser Al-Attiyah, a una hora y 24 minutos. Lo cierto es que el fabircante francés ha terminado por ganar la batalla que ensució de polémica la senda de Sainz. El director de Peugeot a Bruno Famin arguyó en sala de prensa que su piloto redujo "significativamente" la velocidad al observar al neerlandés en su horizonte. Y aseguró que activó hasta cuatro el sistema electrónico Sentinel para alertar al otro piloto de su intención de adelantarlo.

Sainz ha argumentado que, de cara a lo que le queda, va a tratar de no arriesgar nada. "Queda un día menos. Mañana tenemos una etapa de 520 kilómetros, que es mucho. Hay que ser cauto y seguir pasando día a día", confirmó para, después, reflexionar sobre lo vivido: "Este era uno de esos días que estaba marcado como días muy importantes de la carrera. Fiambalá siempre ha sido una etapa en la que han pasado cosas, y pasarla como la hemos pasado estoy muy contento, es otro pasito más".

En motos, sin embargo, la fecha trajo una mala noticia. Joan Barreda no pudo seguir batallando con sus lesiones y decidió abandonar. El catalán, que viajaba en la segunda posición de la general después de un esfuerzo épico, no pudo aguantar más a cuando se cumplían los 100 kilómetros tiró la toalla. Arrastraba una lesión en la muñeca izquierda y, sobre todo, una en la rodilla. Desde el pasado fin de semana. El piloto de Honda había soportado hasta lo humanamente imaginable pero no pudo más y puso punto y final a un Dakar en el que si no hubieran mediado los infortunios podría estar camino del título.

En este miércoles triunfaría Kevin Benavides. El argentino recortó 10 minutos al líder Matthias Walkner en una jornada ganada por Toby Price. El piloto local se colocó, con su esfuerzo y contragolpe tras la extraña etapa precedente, segundo y a tan solo 32 minutos. Llegó a un minuto y 38 segundos de Price y reforzó sus aspiraciones aunque el rally esté ya en su recta final. Benavides confía en poder apoyarse en el desafío de este jueves para darle la vuelta del todo a la situación.

El español Gerard Farrés vería como al vencendor parcial le quitó la tercera plaza de la general. Cruzó a la bandera de cuadros a 12 minutos de Price y el podio le queda a 10 minutos. Además, los españoles Juan Pedrero García y Oriol Mena finalizaron en el Top-10 a menos de media hora del tiempo registrado por el australiano. De este modo concluyó la segunda de las etapas en la que los pilotos de motos y quads no podía recibir asistencia mecánica.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es