25 de septiembre de 2021, 0:04:18
Deportes

REAL MADRID


Zidane se apea de la polémica entre Florentino y Ronaldo: "Es mayor para solucionarlo"

EL IMPARCIAL

El cruce de órdagos entre el club y el jugador luso ha salpicado al entrenador.


No parecería igual pedir un aumento de suelto hiperbólico cuando se termina una temporada con la conquista de la Liga de Campeones y se es candidato al Balón de Oro que en un contexto en el que el equipo está a casi 20 puntos del Barcelona en Liga y el interesado sólo ha anotado 4 goles en ese torneo (en cuatro meses). Tampoco es lo mismo pedir un salario que rondaría los 40 millones de euros con menos de 30 años que a punto de cumplir los 33. Porque la gerencia del club, acostumbrada a los desafío públicos de sus astros, ha podido acumular una erosión sobresaliente en este sentido.

Por ello, las filtraciones que desde la cupula merengue y desde el entorno de Ronaldo se están cruzando por medio de los micrófonos públicos no hacen más que ensuciar el presente en Chamartín y complicar sobremanera la labor de Zinedine Zidane, el único encargado y responsable de que el equipo funcione sobre el verde. En este sentido, los rumores sobre el interés del United por el ganador de cinco Balones de Oro está colmando la paciencia del técnico francés.

Así lo ha evidenciado este miércoles, en otra rueda de prensa previa a un partido de Copa en la que el tema protagónico no era, ni mucho menos, estrictamente futbolístico. "No quiero hablar de eso (de si es un buen momento para que Cristiano pida un aumento). El contrato y esas cosas... Cristiano tiene que hablarlo con el club. Lo que más me importa es lo que hablo con él sobre el campo. Él no quiere hablar de otra cosa. Lo de fuera, lo gestiona él y ahí no me meto", sentenció.

Zidane alternaría mimos hacia su jugador franquicia venido a menos con un reproche velado. "Cristiano está en su club, en el que debe estar. El club, la afición y toda la gente le quiere. Lo que ha hecho... siempre digo lo mismo. No veo un Real Madrid sin Cristiano. La parte deportiva es lo que me interesa más. Él, como siempre, en un momento un poco difícil porque se habla de eso, él está ahí", reflexionó antes de afirmar, tajante, que el luso "es mayor" para solucionar la polvareda creada.

"De su situación personal, yo no hablo. Sinceramente, quiero repetir, no veo a un Real Madrid sin Cristiano Ronaldo", recalcó al ser repreguntado por el tema. Y sobre la posible influencia en el rendimiento del jugador que pudiera conllevar la negativa del club a hipotecarse con una ampliación de contrato semejane, el técnico se ha limitado a regatear la cuestión, recalcando que cada jugador tiene una forma de ser.

Finalmente, volvió a ser cuestionada su opinión relativa a la trompicada inercia del equipo. Zidane emitió, en ese punto, el siguiente mensaje: "Recuerdo los dos años que estuve entrenando y ganamos muchas cosas, decía lo mismo. No voy a cambiar, sé lo que es este club y voy día a día, intentando hacer lo máximo. No me veo más allá del día a día, de lo que estoy haciendo. Tenemos que cambiar".

"No hablo de hacer las cosas mejor, estoy hablando de ganar partidos. Las cosas se pueden hacer mejor, como siempre, cuando no se gana es por algo. Nosotros no podemos cambiar y tirar todo. Ahora, lo que queremos es ganar partidos. Es lo que va a cambiar la dinámica", subrayó un trabajador que se ciñe, estrictamente, a defender a los jugadores con los que ha de construir su proyecto. Nada más. A pesar de los nubarrones en torno a la presunta rebeldía de Ronaldo, Zidane se niega a contemplar tal escenario como también la venta o caída en desgracia de Keylor Navas, su portero actual, ante la llegada de Kepa.

Esta vez el galo no sería sacado de eje en sala de prensa. Pero los rumores no cesan. Las filtraciones interesadas apuntan a que Florentino Pérez estaría dispuesto a vender al luso al united para afrontar la compra de Neymar, su heredero. Y, asimismo, señalan que algunos de los miembros trascendentes del camarín madridista ya dan por perdida la continuidad de su goleador estelar. Sea como fuere, la situación siempre puede empeorar. El Real Madrid y su hinchada dan testimonio en estos días de ello.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es