12 de noviembre de 2019, 2:08:18
Nacional

DESAFÍO SECESIONISTA


Girona cambiará el nombre de la plaza Constitución por el de 1 de Octubre

EL IMPARCIAL

Zoido: el despliegue policial del 1-O costó 87 millones de euros.


"Es un homenaje a los ciudadanos que pacíficamente defendieron las urnas y la democracia", ha declarado la alcandesa de Girona, Marta Madrenas, sobre la intención de cambiar el nombre de la plaza Constitución por el de 1 de Octubre. Esa decisión, que pretende hacer un tributo al referendum ilegal del 1 de octubre de 2017 que desembocó en la Declaración Unilateral de Independencia, ha sido adoptada por Comisión del Nomenclátor del ayuntamiento de la ciudad.

Ese organismo, que está confomado por partidos políticos y entidades sociales, ha aprobado por una mayohía holgada el simbólico cambio de la nomenclatura de la plaza. Ahora sólo queda que el pleno municial ratifique la polémica medida, ideada para borrar el rastro de la Carta Magna y sustituirlo por el de la retórica independentista catalana,

La alcaldesa, que forma parte de Junts per Catalunya, ha manifestado, asimismo, que se ha elegico la plaza Constitución para implementar el nuevo nombre "porque la mayoría de los vecinos no aceptan la represión violenta del Estado ni que haya puesto sus pezuñas en las instituciones catalanas ni que haya políticos en la cárcel o en el exilio". Madrenas ha esclarecido que su Ejecutivo todavía ha de pensar cómo hará visible el cambio de nombre ya que no hay una placa. Tan sólo hay una inscripción en el suelo.

La mandataria ha denunciado que Ciudadanos haya tratado de impedir la votación. Pero la versión de la formación liderada por Albert Rivera, que ha sido ofrecida por su portavoz Miriam Pujola, ha criticado que se ha aprobado el cambio "a pesar de haber avisado a los miembros de la Comisión con menos de 48 horas de antelación".

Sea como fuere, la decisión de la Comisión del Nomenclátor no es vinculante y será el Ayuntamiento el órgano que habrá de debatir la propuesta en la sesión del mes próximo. Lo cierto es que en dicho hemiciclo el secesionismo posee una mayoróa nítida, pues entre PDeCAT, ERC y la CUP acumulan 18 de los 25 concejales.

Es por ello que PP, Ciudadanos y el PSC ha protestado arguyendo que el informe técnico no contemplaba os requisitos que establece el reglamento. Esa hipótesis provocó que la la alcaldesa tuviera que suspender la reunión de la Comisión del Nomenclátor de Girona prevista para el pasado miércoles. Pero en esta jornada no les ha sido posible frenarlo y la medida ya viaja hacia su oficialización en el Ayuntamiento de la urbe gerundense.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es