22 de noviembre de 2019, 21:41:44
Nacional

EL EXPRESIDENTE DE LA GENERALIDAD MEDITA VOLVER DE MANERA CLANDESTINA


El Gobierno, en alerta para evitar que Puigdemont se cuele en la investidura

EL IMPARCIAL

La Fiscalía está pendiente de reactivar la euroorden de arresto mientras las fuerzas de seguridad estrechan la vigilancia en las fronteras.


El Gobierno de España se mantiene en alerta ante los movimientos de Puigdemont en Bélgica. El expresidente de la Generalidad está trabjando para regresar de manera clandestina a España para evitar su dentención, lograr colarse en el Parlament y ser investido Presidente.

Fuentes de los servicios de intelegencia han confirmado a este periódico que trabajan en la hipótesis de una posible entrada clandestina de Puigdemont con el objetivo de ser investido sin ser detenido. Para ello, colectivos independentistas preparan un operativo en el que rodearían el edificio del Parlamento catalán durante la sesión de investidura para evitar la entrada de las fuerzas del orden mientras se vota al próximo presidente de la Generalidad.

Una invitación de la Universidad de Copenhague a Puigdemont para participar en un debate político ha provocado el primer movimiento de la Fiscalía, que ha avisado de que activará de manera inmediata la euroorden de arresto en caso de que salga de las fronteras de Bélgica.

En un comunicado, la Fiscalía asegura que está pendiente de confirmación oficial vía policial de los movimientos del "investigado" para asistir este lunes al debate organizado por el departamento de Ciencias Políticas de la citada universidad. De producirse esa confirmación, la intención de la Fiscalía es actuar "inmediatamente" y solicitar al magistrado instructor de la causa en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que proceda a la activación de la euroorden de detención y entrega, a fin de pedir a la autoridad judicial danesa la detención de Puigdemont.

A lo largo de la pasada semana, desde JxCat llegaron a plantear en público la posible presencia de Puigdemont en el pleno de investidura.Los portavoces Elsa Artadi y Eduard Pujol apelaron a la inmunidad de los diputados mientras que el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevilla,no descartaba "ningún escenario" para la investidura de su cliente, incluyendo la presencia física durante el debate y la votación.

Desde la Fiscalía se volvió a reacciionar el mismo viernes con un comunicado en el que advertía que la "inmunidad no significa impunidad", atajando con contundencia la idea de que no habría una detención en caso de su vuelta a España.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es