24 de enero de 2020, 13:25:52
Deportes

CUARTA JORNADA


Europeo de balonmano. España somete a Macedonia, de camino a las semis | 20-31

EL IMPARCIAL

La defensa fue la base del sensacional partido de la selección nacional.


Este domingo España encontró el punto defensivo que estaba buscando para ganar enteros y convicción en su candidatura para llegar al podio del Europeo de balonmano. Lo hizo en un enfrentamiento ante Macedonia en el que el seleccionador Jordi Ribera se decantó por colocar a Viran Morros y Gedeón Guardiola como el núcleo del repliegue, después de haber efectuado probaturas en los tres duelos iniciales. En consecuencia, los nacionales alcanzaron una consistencia que les fue otorgando ventajas con el paso de los minutos.

El ataque rival sufriría para dañar al muro español. No alcanzarían a localizar fluidez ni con seis ni con siete jugadores. Por ende, el marcador resultaba esclarecedor: los macedonios sólo anotaron un gol en los primeros diez minutos, para un parcial de 1-6. Y además de la evolución en el achique amaneció el contraataque, el otro argumento con el que la selección compite como una de las aspirantes a ganar contra quien sea. Ariño, Solé, Balaguer y Rivera se relamieron en ese escenario.

El seleccionador de Macedonia, el español Raúl González, sólo pudo lamentarse. No había ajuste posible para virar la dinámica. El desatino de cara a portería del equipo en ventaja era el único factor que evitaba que España se escapara de forma definitiva con precocidaz. El cúmulo de recuperaciones cosechado sostendría el esfuerzo de los 'Hispanos' y en cuanto se afiló la puntería se alcanzaría el 5-15 determinante. La jerarquía era total. Y, por si fuera poco, el portero Gonzalo Pérez de Vargas se demostraría sensacional (72% de acierto en el primer acto).

Pero no aflojaría el despliegue una España mentalizada, que en el primer ataque ajeno del segundo acto robó la pelota por medio de Gurbindo. Los nueve goles de distancia permitirían al seleccionador gestionar la ventaja y el resuello de los suyos con más calma. La renta volvería a las 10 unidades cuando quedaban 20 minutos para la conclusión (10-20). Pérez de Vargas amortiguaría los instantes de relajación con paradas certeras, hecho que dejaría la máxima renta en 13 goles. Y el pívot Adriá Figueras amortizaría el brete con cinco goles en los 30 minutos finales.

En definitiva, la selección sigue creciendo y este triunfo, que más que una victoria es un golpe sobre la mesa, acerca a los españoles a las ansiadas semifinales. Todas las piezas encajaron de forma engrasada en esta jornada y, aunque quedan todavía los duelos ante Eslovenia y Alemania para certificar el pase a la ronda fijada como el objetivo, las sensaciones no pueden ser mejores.



Ficha técnica:

20 - Macedonia: Rivstoski; Georgievski (1), Stoilov (4), Taleski (3), Jonovski (-) y Manaskov (4, 3p) -equipo inicia- Mitrevski (ps), Velkovski (2), Kiril Lazarov (1p), Pribak (1), Mirkulovski (-), Markoski (-), Kuzmanovski (2), Filip Lazarov (-), Popovski (2) y Peshevski (-)

31 - España: Pérez de Vargas (1) ; Balaguer (1), Gurbindo (6), Sarmiento (2), Cañellas (1), Valero Rivera (1p) y Aginagalde (1) -equipo inicial- Corrales (ps), Solé (5, 1p), Alex Dujshebaev (2), Raúl Entrerríos (1), Dani Dujshebaev (-), Morros (-), Ariño (2), Gedeón Guardiola (3) y Figueras (5)

Árbitros: Gousko y Repkin (BLR). Excluyeron por dos minutos a Manaskov por Macedonia; y a Gurbindo (2) y Dani Dujshebaev por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo II del Europeo de Croacia 2018 disputado en el Varazdin Arena ente unos 4.000 espectadore

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es