17 de septiembre de 2021, 9:41:22
Opinión

Y DIGO YO


¿Rajoy candidato?

Javier Cámara


No seré yo el que le diga a Rajoy lo que tiene que hacer, pero sí opino que no debería presentarse como candidato en su partido para las próximas elecciones generales. Tampoco lo digo por hacer buena prensa de las medidas propuestas por Ciudadanos cuando destaca en su programa que no se vaya más allá de dos legislaturas, lo que entendemos como 8 años, para un cargo de relevancia pública. Lo apunto, porque, efectivamente, 8 años son bastantes.

Al hilo, no hay cargo más relevante en un país que el de su presidente y no hace falta tampoco que le recuerde a nadie el tiempo que Rajoy lleva ahí, pero es mucho si le sumamos todo su periodo en la oposición. Vale que era el presidente virtual de España un par de días antes de las elecciones del 14 de marzo de un año de infausto recuerdo, pero lo que pasó esos días ya lo saben y finalmente no gobernó. Después, a pesar el clima político crispado por las ocurrencias del que sí tomó el poder entonces y gracias a una notable falta de habilidad para sacar provecho de ello, tampoco llegó a la Moncloa.

Finalmente se le reclamó como el único capaz de sacar al país de la crisis y por eso ganó con mayoría ‘absolutísima’. No por su carisma. Más por su reiterada capacidad de gestión. Y sobre todo, por incomparecencia entonces del rival. Pero oye, 'al César lo que es del César': con dificultades, muchos recortes y medidas nada populistas, lo cierto es que Rajoy ha conseguido que España lidere el ranking de crecimiento económico de Europa.

La cosa es que en todo ese tiempo, como ya se ha dicho, no soy ninguna mente preclara, se olvidó de hacer política, de conseguir que la gente de la calle creara un vínculo de afecto con el partido que nos había sacado (en parte, todavía hay cosas que no llegan a la ciudadanía) del pozo. Tampoco ha ayudado mucho la estrategia de no hacer nada y esperar a que las cosas caigan por su propio peso, porque esperando aburre al rival político... pero también a sus votantes.

Y así estamos. El índice de popularidad del presidente no es bueno y, la verdad, lleva mucho tiempo siendo la cara del partido que copa en televisión, un día sí y otro también, todas las malas noticias sobre corrupción. Lo siento señor Rajoy, pero ha conseguido que los problemas económicos dejen de ser por abrumadora mayoría el principal problema de los españoles y, sin embargo, tendrá que lamentar que en esos puestos top del CIS vuelva a colocarse de forma destacada la corrupción. La de su partido.

Que hay otras corrupciones... desde luego, pero las que más suenan, las que más llegan a la gente son las del PP. Sin embargo, interpelado al respecto de volver a presentarse para ser el presidente de todos los españoles, suele contestar: “Yo me veo bien”.

En cualquier caso, mientras calientan en la banda Alberto Núñez Feijóo, que se le vuelve a escuchar en entrevistas y se deja ver otra vez por Madrid, o Cristina Cifuentes o Soraya Sáenz de Santamaría e, incluso, Pablo Casado, sin duda, que Rajoy diga “intentaré repetir como candidato” porque todo va “en la buena dirección” es la mejor noticia que le podían dar a Albert Rivera y Ciudadanos.

Me decía mi padre el otro día: “Tendrá que caer el PP hasta donde está el PSOE para que se den cuenta de que tienen que cambiar algo”. Absolutamente de acuerdo. Y no porque sea mi padre.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es