22 de noviembre de 2019, 16:58:30
Sociedad

LA POLICÍA HA EXTRAÍDO MUESTRAS DE ADN A NUEVE SOLDADOS


Una soldado denuncia una violación grupal en su cuartel

Efe

La Policía ha hallado restos de semen en las medias que llevaba ese día.


Una soldado del acuartelamiento aéreo de Bobadilla, en Antequera (Málaga), ha denunciado la violación en grupo de unos compañeros. Así se lo comunicó al jefe de su unidad dos días antes de declararante el juez que había sufrido otra agresión sexual en septiembre, tres meses antes de la que está siendo investigada por la Justicia Militar.

El jefe instó a la soldado a denunciar el hecho en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Antequera, una denuncia que fue remitida al Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad, que incoó diligencias previas.

En su declaración judicial, la soldado refirió otra agresión sexual, que habría sucedido en el mes de septiembre dentro del acuartelamiento, informa Defensa, y que están siendo investigadas por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Antequera. Tres días después de presentar esa denuncia, la propia soldado procedió a formular parte militar al jefe de su unidad, dándole cuenta de los hechos denunciados en comisaría.

El parte fue cursado a la titular del Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla, quien acordó la incoación de diligencias previas por los supuestos abusos competidos a la víctima el 10 de diciembre. La soldado se refirió asimismo ante la juez togado militar a las agresiones que habría sufrido tres meses antes, en septiembre, y que dieron lugar a la incoación de otro sumario separado del que investiga las producidas en diciembre.

Así, las diligencias previas de la Jurisdicción Militar se tramitan en paralelo a las del Juzgado de Instrucción número 1 de Antequera, mientras que el Juzgado de Instrucción número 2 de Antequera se halla en proceso de inhibición a favor del Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla.

Según la soldado, durante la celebración del Día de la Patrona del Ejército del Aire, fue drogada y violada por sus compañeros en el cuartel de Bobadilla, después de haber tomado una cerveza en un pub en la que, afirma, "notó un sabor extraño".

La soldado afirma que se despertó en el cuartel al día siguiente de esa celebración con las medias bajadas, fuerte dolor de cabeza, un hematoma y molestias en el pecho.

La Policía ha hallado restos de semen en las medias y el pantalón del pijama de la soldado, que ha facilitado detalles de al menos dos hombres que habrían participado en la supuesta violación el 11 de diciembre.

Los investigadores han tomado muestras de ADN a nueve soldados del cuartel aéreo de Antequera (Málaga) para cotejarlo con el del semen hallado en las medias y el pijama. El abogado de la denunciante, Javier Rincón, así lo ha asegurado hoy a Efe y ha añadido que la muestra de semen se ha enviado al Instituto de Toxicología para identificar los perfiles genéticos de los implicados en los hechos.

Rincón ha relatado que la mañana siguiente a la supuesta violación, la víctima salió de su habitación y -al comentar con otro militar sobre la noche anterior- surgió "la idea de que posiblemente haya habido una narcotización", por lo que el compañero le entregó una prueba de drogas, en la que se hallaron barbitúricos.

"Es hablando con el compañero que le entrega el test de drogas y con otra compañera, que escucha sonidos de maullidos en la noche, que pudieran ser la contraseña para que fueran pasando a la habitación a agredirla sexualmente, lo que le lleva a darse cuenta realmente de que ha sido objeto de una agresión sexual grupal y una narcotización", ha subrayado Rincón.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es