23 de julio de 2019, 11:01:52
Deportes

JORNADA 1


Seis Naciones. Gales e Irlanda golpean primero y Francia se desinfla

EL IMPARCIAL

Los escoceses fueron barridos por el conjunto galés en el duelo inaugural.


La edición de 2018 del Seis Naciones de rugby arrancó con el partido que Gales y Escocia dirimieron. Los primeros llegaron al envite lastrados por las ausencias muy sensibles de nombres como Rhys Priestland o Sam Warburton, mientras que los segundos habían dibujado una inercia esperanzadora aunque por constatar. El duelo de dinámicas, sin embargo, no dejaría el combate equilibrado pronosticado, sino que con rapidez se desnudó como un monólogo.

Los escoceses, que en el pasado año tumbaron a Australia y compitieron ante Nueva Zelanda, partían como el candidato a dar la sorpresa en el torneo, pero de los primeros 80 minutos de su participación sólo extraerían desencanto. Lo cierto es que los pupilos del nuevo seleccionador Gregor Townsend salieron doloridos, víctimas de una paliza que remarcó la real relación de fuerzas entre ambos combinados,

Un esnayo de Gareth Davies en los primeros minutos filtró inseguridad en la convicción de los escoceses, resultándoles muy complicado digerir el golpe. Antes del descanso Leigh Halfpenny sumaría otro ensayo y dos conversiones para confirmar las sensaciones precoces. El 14-0 que lucía el electrónico era esclarecedor de lo visto y lo venidero. Y ya en el segundo acto Halfpenny prosiguió su labor y resplandecería con otro ensayo, otro par de golpes de castigo y otras dos conversiones.

Los 34 puntos cedidos para la sonrojada Escocia serían completados por el ensayo de Evans. Sólo pudieron los visitantes salvar el honor con siete puntos que cerraron un 34-7 que propulsa las aspiraciones de Gales, muy crecidos después de este brillante debut. Y reforzada también saldría Irlanda del primer duelo en el que ha combatido en este campeonato. Ganó a Francia por la mínima (13-15) en un enfrentamiento igualado y de liderazgo alterno.

El XV del Trébol saldría mejor y llegaría al intermedio en franquía, por mor de un 3-9 en el que Jonathan Sexton se adjudicó la autoridad de todos los puntos locales. En la trinchera gala sólo Machenaud pudo aportar puntos (tres) para nutrir la ilusión competitiva de su vestuario. Y, de hecho, esa suma valdría para que un ensayo de Thomas y una conversión de Belleau dieran la vuelta al resultado en el minuto 74.

Pero en el desenlace, en el momento de la verdad, amanecería de nuevo Sexton. El jugador irlandés protagonizó la jornada para suequipo y trazó una remontada épica y postrera. Ensartó un drop desde el centro del campo en el minuto 82 para poner el lazo a un encuentro en el que ambos equipos pudieron llevarse los puntos, ya que la escena marcaba el tú a tú claro. Finalmente Irlanda supo gestionar su exigua ventaja para allanarse una senda que en este torneo no pronostica un triunfo global por su parte.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es