21 de abril de 2019, 20:57:23
Economía

EL EFECTO DOMINÓ GOLPEA LAS PRINCIPALES PLAZAS EUROPEAS


El Ibex cierra con una caída del 2,53 % tras el desplome de Wall Street

EL IMPARCIAL/Efe

El batacazo del mercado norteamericano se hace notar en la Bolsa española.


El Ibex ha cerrado este martes con una caída del 2,53 % y ha perdido los 10.000 puntos arrastrada por las caídas con que ha abierto Wall Street, tras sufrir ayer el mayor descenso en puntos de su historia.

Con la prima de riesgo en 74 puntos básicos, el Ibex 35, principal indicador bursátil nacional, ha vivido su peor sesión desde octubre. Mientras que en el resto de plazas europeas, Londres cedió el 2,64 %; París, el 2,35 %; Fráncfort, el 2,32 % y Milán, el 2,08 %.

La Bolsa española ya abría con pérdidas del 2,79 % esta mañana y se auguraba un desplome mucho mayor del que finalmente ha sido. A mediodía, el miedo de los inversores tumbaba aún más a las bolsas europeas y al selectivo español, que se dejaba casi un 3 %, ante la expectativa de que la plaza neoyorquina abriese de nuevo con fuertes caídas, tal y como mostraba el mercado de futuros. Sin embargo, Wall Street ha abierto sin un rumbo claro y minutos después de iniciar la sesión se daba la vuelta y optaba por las ganancias, aunque finalmente la tendencia negativa ha sido la dominante.

Todas las compañías más fuertemente capitalizadas del Ibex han cerrado con descensos, ya que Iberdrola ha cedido el 3,96 %; Repsol, el 2,97 %; Santander, el 2,92 %; Inditex, el 2,70 %; Telefónica, el 2,56 % y BBVA, el 2,34 %.

Cellnex y ACS han protagonizado los mayores retrocesos del índice con pérdidas del 4,21 % y el 4,01 %, respectivamente, mientras que Siemens Gamesa ha sido la única compañía que ha cerrado en positivo con un avance del 0,56 %.

El euro bajaba al cierre de la sesión hasta 1,237 dólares, en tanto que el precio del barril de Brent, crudo de referencia europea, disminuía hasta 67,07 dólares.

Anoche, Wall Street cerró con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales cayó 4,60%, después de haber amortiguado su descenso desde un retroceso mucho mayor registrado una hora antes del cierre. Tras concluir las operaciones, el Dow Jones, el principal indicador del mercado, se desplomó 1.175,21 puntos hasta 24.345,75 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 cayó 4,10 % o 113,19 puntos, hasta 2.648,94 enteros. La mayor caída en puntos de su historia.

Hasta ahora, la mayor caída diaria en puntos eran los 777 que el Dow Jones perdió el 29 de septiembre de 2008, cuando en plena crisis financiera el Congreso estadounidense había rechazado el rescate bancario propuesto por el Gobierno, que posteriormente sí aprobó. Durante aquel año, el índice sufrió varias jornadas con desplomes de más de 600 puntos, que dados los niveles en los que entonces se movía el mercado, suponían caídas porcentuales mayores que la de este lunes.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan los principales grupos tecnológicos, retrocedió 3,78 % o 273,42 puntos, hasta 6.967,53 enteros. En el peor momento de la sesión, el Dow Jones de Industriales llegó a perder 1.597 puntos. En la anterior jornada, la del viernes, el mismo indicador había terminado con una caída de 666 enteros.

El varapalo se extiende a Asia

La incertidumbre de los inversores, que en algunos momentos de la jornada rayó en el pánico, fue la nota dominante de la sesión en las principales Bolsas asiáticas, que cerraron con pérdidas destacadas, en el entorno del 5 %, arrastradas por el desplome de anoche en Wall Street.

La Bolsa de Tokio, que llegó a perder más de un 7 % durante la sesión, consiguió amortiguar los recortes en los últimos minutos de jornada, aunque su principal índice, el Nikkei, se dejaba al cierre un 4,73 % y se precipitaba hasta los 21.610,24 puntos. El Nikkei perdía más de 1.000 enteros, algo que no se recordaba desde 2016 con el brexit, y se veía arrastrado por el bajonazo de la víspera en el mercado de Nueva York, que marcaba su peor caída en puntos de la historia, en concreto 1.175 unidades. El temor a un alza más agresiva de los tipos de interés en Estados Unidos que pueda repercutir en la inflación de la primera economía mundial llevó al Dow Jones a perder un 4,6 %, hasta las 24.345,75 unidades. A este desplome se sumó igualmente el retroceso del S&P 500, que se dejó un 4,10 %, su peor resultado desde agosto de 2011, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq bajaba un 3,78 %.

La Bolsa de Shanghái cerraba la sesión con una notable bajada del 3,35 %, equivalente a 116,84 puntos, para concluir en 3.370,65 enteros, en tanto que el otro mercado de valores de la parte continental de China, la Bolsa de Shenzhen, finalizaba la jornada con una fuerte pérdida del 4,23 % (458,64 puntos), hasta las 10.377,61 unidades.

Por su parte, el mercado bursátil de Hong Kong, otro de los principales de la región, cerraba con un desplome del 5,12 % y su índice referencial, el Hang Seng, se dejaba 1.649,80 puntos, hasta situarse en 30.595,42 unidades. Esta es la mayor caída que experimenta el Hang Seng desde hace dos años y medio, en agosto de 2015, cuando retrocedió un 5,2 % en un solo día.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es