12 de diciembre de 2019, 21:12:56
Deportes

AUTOMOVILISMO


Fernando Alonso "alucina" con su Toyota y McLaren pretende ser el Red Bull de Vettel

M. Jones

El piloto asturiano se relame ante su participación en el WEC.


Fernando Alonso probó la pasada semana el coche que de Toyota con el que competirá en el WEC. El astro español ha confesado este jueves que el Toyota TS050 Hybrid con el que paladeará sus primeros kiloómetros en el Mundial de Resistencia. Su objetivo sigue siendo acumular experiencia de cara al asalto de la Triple Corona -que podría seguir con las 24 Horas de Le Mans-. El asturiano, que ya participó en unos test con ese fabricante en noviembre, ha sido claro al mostrar su entusiasmo.

"El coche simplemente es alucinante, esta máquina es algo muy especial", ha proclamado para, de inmediato, exponer que."la tracción a las cuatro ruedas junto con el impulso del sistema híbrido consiguen una aceleración como un cohete". Ha sido el Toyota GAZOO Racing el conducto a través del que se han hecho públicas las impresiones de Alonso sobre los 1.000 caballos que habrá de domar.

Y Fernando agurmentó que "cuando estás en las curvas y sientes la compresión en el asiento tus ojos están muy abiertos... Cualquier piloto debería sentir eso al menos una vez". "Correr en los mejores escenarios, en los mejores circuitos del mundo como Le Mans con uno de los mejores equipos del mundo como Toyota es un privilegio, un sueño hecho realidad. No puedo esperar hasta junio, pero sé que antes de ese gran evento necesito hacer algunos test porque necesitas prepararte para la carrera. Hay que respetar esa carrera y yo voy a hacerlo", sintetizó.

Pero la aventura en la Resistencia no es más que uno de los aliños pomposos que McLaren le han ofrecido al español para retenerle en lo que esperan que sea el regreso a la élite de la escudería en Fórmula Uno. Su alianza con Renault ha disparado las expectativas de los de Woking y los británicos no esconden su satisfacción por contar con Alonso como el ejecutor de su plan. Y es que tienen proyectado un plan tan ambicioso como convertirse en el Red Bull imperial de Sebastian Vettel.

El fichaje de Peter Prodromou, jefe de aerodinámica en aquel conjunto austríaco sensacional, dominador, son los cimientos del optimismo. Los cuatro títulos consecutivos que aglutinó el piloto alemán dan testimonio del nivel del ingeniero, si bien los excelentes monoplazas llevaban la firma, también, de Adrian Newey. Prodromou aceptó la oferta que le hizo Renault en 2014 y ahora ha llegado a Gran Bretaña para tomar las riendas del anhelado salto de calidad de McLaren.

“Cuando estaba en Red Bull la relación fue muy positiva y extremadamente fructífera. Parte del éxito que tuvimos no sólo se debe atribuir a la fábrica de Milton Keynes (Red Bull) sino también a Viry (Renault). Por ejemplo, los difusores es algo que trabajábamos muy de cerca con ellos y sin los franceses no lo podríamos haber hecho. Espero que podamos replicar esa relación en McLaren”, ha declarado.

Y preguntado sobre si podrá cimentar una obra legendaria con Fernando Alonso del mismo como que hizo con Vettel, ha saido cauto. "Es diferente ya que es algo nuevo y somos clientes, pero con el tiempo creo que podemos trabajar de manera estrecha y forjar relaciones sólidas en las que podamos tener influencia sobre parte del trabajo que hacen", azanvó para zanjar asegurando que "obtendremos los beneficios adicionales que vienen de la relación con un fabricante”.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es