20 de marzo de 2019, 6:46:27
Nacional

LA GENERALIDAD LE SIGUE EL JUEGO Y TAMPOCO ASISTIRÁ


Colau se tira al monte independentista: dará plantón al Rey en el Mobile de Barcelona

EL IMPARCIAL/Efe

Esta semana recibió a las familias de los políticos secesionistas en prisión y vetó un acto de Tabarnia en un local municipal.


La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no participará en los besamanos o recibimientos oficiales al Rey previos a la cena oficial de este domingo en el Palau de la Música con motivo del Mobile World Congress (MWC) ni al del día siguiente, cuando se celebrará la inauguración oficial. Sí que asistirá, no obstante, a la cena oficial de bienvenida y a la inauguración del congreso para mostrar su "claro apoyo institucional" al MWC y como ciudad anfitriona que es del acontecimiento internacional, según las fuentes consultadas por Efe.

La alcaldesa de Barcelona arropó el pasado martes a las esposas de los políticos independentistas en prisión preventiva por el proceso soberanista en una recepción con apelaciones a la defensa de los derechos humanos y la solidaridad hacia estos dirigentes. El mismo día, la alcaldesa también canceló un acto de Tabarnia en un centro cívico municipal sin dar más explicación que la de que un "error humano" era la causa de que el espacio ya no estuviera disponible.

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, también ha confirmado que se ausentará de la recepción oficial que ofrecerá el Rey Felipe VI: "No voy a compartir mesa" con los que hacen "un uso y abuso de los poderes del Estado" y "menos" con su máximo representante, el Rey, ha dicho el dirigente republicano.

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, por su parte, aún no ha desvelado su agenda en un momento de tensión institucional a raíz de la aplicación en Cataluña del artículo 155, como respuesta a la fallida declaración unilateral de independencia del pasado octubre y los posteriores procesamientos a dirigentes secesionistas.

Felipe VI, que ha viajado a Cataluña en 26 ocasiones desde su proclamación en junio de 2014, más que a ninguna otra Comunidad, regresa ahora por primera vez desde que comenzaron los preparativos del 1-O con un contexto político enrarecido por la escalada de acontecimientos de los últimos meses y la reacción de los independentistas a su mensaje televisado del 3 de octubre.

Dos días después de la convulsa jornada del 1 de octubre, el Rey se dirigió a los españoles con un excepcional mensaje institucional en el que llamaba a los "legítimos poderes del Estado" a asegurar "el orden constitucional" ante la "deslealtad inadmisible" de la Generalidad y otras autoridades autonómicas catalanas.

Ahora, cuando ya han transcurrido más de dos meses desde las elecciones del 21 de diciembre, Cataluña recibe la visita de Felipe VI sin contar aún con Gobierno autonómico y, aunque Barcelona parece tener asegurada al menos hasta 2023 su condición de sede del MWC, los organizadores del Congreso ya han advertido de la necesidad de garantizar un "entorno estable y seguro" para sus participantes.

La Generalidad tampoco asistirá

Ninguno de los tres representantes de la Generalitat que estaba previsto que acudieran a la recepción y a la cena presidida por el Rey Felipe VI con motivo del Mobile World Congress (MWC) estarán presentes en estos actos que tendrán lugar mañana.

Después de que el secretario de Telecomunicaciones del Govern, Jordi Puigneró, anunciase que no acudirá a la inauguración del MWC por la presencia del Rey Felipe VI, los otros dos máximos representantes de la conselleria de Empresa y Conocimiento, Pau Villòria y Joan Aregio, han declinado hoy acudir en nombre de la Generalitat a la cena de mañana presidida por el Rey ante la situación de "anomalía" y excepcionalidad" que vive Cataluña.

En una carta, a la que ha tenido acceso Efe, dirigida al director general del GSMA (organización mundial que agrupa a los operadores de móviles), Mats Granyrd, el secretario general de Empresa, Pau Villòria, explica que el hecho de que en esta edición del MWC no puedan asistir ni el presidente de la Generalitat ni los consellers demuestra que en Cataluña hay "una situación de anomalía y excepcionalidad".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es