28 de septiembre de 2021, 19:53:15
Deportes

JORNADA 27


Resumen de LaLiga. Messi grita gobernar el torneo

M. Jones

El gol 600 del astro argentino bien puede valer el título.


Un zurdazo delicioso y al ángulo, emitido desde la frontal del área y con la parábola venenosa suficiente como para superar a una barrera voluntariosa. Ese es el zarpazo talentoso, genial, que ha podido decidir LaLiga 2017-18 este domingo. Lionel Messi, su autor, batió a Oblak en su diana número 600, para marcar la diferencia entre el Barcelona y el Atlético de Madrid. En realidad vino a remarcar que él es la enorme distancia entre su equipo, líder con ocho puntos de colchón desde esta jornada, y el resto. El 10 legendario culé transitó en la intermitencia, descontextualizado dentro de un partido tenso y denso, hasta que le tocó ser trascendental.

Los catalanes dominarían la primera parte y los colchoneros gobernarían el segundo acto. Pero siempre el juego fluyó amarrado en un tacticismo que equiparó a ambos bloques. El duelo estrella de la fecha, cima del calendario liguero, subrayó el crecimiento del planteamiento de Simeone desde la llegada de Diego Costa y también el cambio de pelaje que Valverde ha inyectado a los suyos. La lesión de Iniesta condicionaría a su vestuario, pero no puso en peligro el resultado conseguido por Messi ya que desmotrarían que en labores de repliegue también pueden ser considerados como los más eficaces. Los tres puntos, decisivos, entregarían la razón al volantazo industrial y obrero que ha dado el Txingurri al estilo blaugrana.

El enfrentamiento acabó en tablas desde el prisma terrenal, pues los dos contendientes dieron la talla en fase ofensiva y defensiva. Pero Griezmann no pudo resplandecer como su homólogo estelar y los barceloneses asestaron un golpe al título sensacional. Con 25 puntos el Barça más compacto y completo que se recuerda -aunque no tan brillante en ataque- será campeón. En resumen, gracias al denodado trabajo coral que abona el territorio para que la técnica superlativa de Messi decida. Así ha sido a lo largo de las jornadas y esa misma pauta tumbó al digno aspirante rojiblanco.

Por detrás prosigue la pugna por la tercera plaza que mantienen Real Madrid y Valencia. Los merengues, con la cabeza puesta en el PSG -explicitada esta percepción en la falta de ritmo e intensidad evidenciada-, se apoyaron en la puntería recuperada para doblegara al competitivo Getafe. Los dos goles de Ronaldo y la irrupción de Marcelo refrescaron la sonrisa del Bernabéu, que además encontró una nueva diana de Bale. Incluso Benzema sacó la cabeza como facilitador para resolver un resultado que los de Bordalás, en inferioridad numérica, alcanzaron a poner en entredicho por el polémico pelanti tranformado por Portillo.

Los levantinos, por su parte, sacaron punta a su pegada en al recepción en Mestalla del Betis. Los de Marcelino, que sufrieron la lesión de Santi Mina, se despegaron de su horizontalidad y de la verdiblanca sólo cuando Guedes detectó el desmarque de un Rodrigo decisivo. El internacional español abriría el marcador en el primer acto y a los dos minutos de la reanudación Zaza fijaría el 2-0 final. Por ende, aceptan el reto madridista y siguen la estela del coloso muy de cerca (a un punto). Los andaluces no tradujeron su reacción en peligro y se dejarían parte de su sueño continental.

Ese objetivo de acceder a la próxima Europa League es compartido por los de Heliópolis con Sevilla, Villarreal, Girona y Eibar. Los pupilos de Montella reforzaron su quinto escaño ganando a un Athletic plagado de rotaciones en el Pizjuán. Muriel y el 'Mudo' Vázquez cocinaron el 2-0 que coloca a los hispalenses con una brecha de cuatro puntos con respecto al Submarino. Y es que los entrenados por Calleja refrendaron los síntomas de crisis previos al caer por 0-2 ante el bloque gerundenese, en un inesperado duelo directo en pos del billete continental. El goleador Stuani y Lozano sellarían el 0-2 con que el escuadrón de Machín agujereó la confianza de los amarillos y se aferró a un punto de la sexta plaza.

El Eibar, por su parte, viaja a dos puntos del Villarreal y con uno de descentaja en relación con los de Montilivi. La obra de Mendilíbar se dejaría dos puntos en Riazor, después de haberse adelantado a los 10 minutos por medio de Inui. Los gallegos empatarían con celeridad (gol en propia meta de Dmitrovic) y resistirían los arreones vascos. Aún así, el empate no dejo feliz a ninguna de las trincheras, ya que los coruñeses siguen decimonovenos, a dos puntos de la salvación.

La frontera de la permanencia la porta, una vez más aunque de forma virtual, el Levante. Los granota vieron cómo se les escapó la primera victoria desde noviembre de entre las manos. No en vano, golpearían primero a un Espanyol pegajoso (penalti transformado por Morales) que terminaría por sacar el 1-1 postrero en el minuto 89. Leo Baptistao ejerció de matarife del destituido Muñiz, que a pesar de haber ascendido a Primera a los valencianos no ha convencido a un camarín que podría caer al descenso si Las Palmas gana este lunes en Balaídos.

Finalmente, Eraso, Amrabat y el Leganés hundirían más a un Málaga destacado como farolillo rojo (2-0) y la Real Sociedad pudo refrendar su respingo tras la llegada de Moyá doblegando a un Alavés que desinfló parte de su placidez (están con 11 puntos por encima del descenso). Anoeta valió como fortín para que los donostiarras respiraran en cuanto a la tabla clasificatoria. Los goles de Héctor Moreno e Illarramendi, en los 11 minutos iniciales, serían suficientes aunque los babazorros recortaran distancias con la diana de Pedraza.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es