25 de mayo de 2020, 10:02:33
Deportes

MANCHESTER CITY


Guardiola se niega a soltar su rol dentro del secesionismo: llevará el lazo amarillo en Champions

EL IMPARCIAL

Ha anunciado que aprovechará que la UEFA no considera ponitvo mostrar símbolos politicos.


Josep Guardiola considera que el lazo amarillo que ha estado portando en su vestimenta durante los partidos del Manchester City esta temporada no es un símbolo político. A pesar de ser interpretado por el independentismo catalán como un símbolo de la protesta que su causa ejerce por el encarcelamiento de los 'Jordis' -Jordi Sánchez y Jordi Cuixart-, Oriol Junqueras y Joaquim Forn. Así lo aseguró en su respuesta al expediente que le abrió la Federación Inglesa de Fútbol (FA), que sí lee ese lazo como "un mensaje político". Y su normativa prohíbe llevar elementos de ese tipo en la vestimenta.

Pues bien, tras negar esa connotación y comparar el lazo secesionista con la del poppy -amapola que se luce en el Reino Unido en noviembre, como tributo a los caídos británicos en la Primera Guerra Mundial-, el técnico catalán ha mantenido su relato intacto y ha anunciado que seguirá luciendo la enseña que reclama la liberación de los citados presos durante los partidos de la Liga de Campeones, si la FA finalmente le prohíbe hacerlo en los partidos de la Premier League y las competiciones nacionales.

Guardiola, que se vale de que la reglamentación continental no prohíbe llevar símbolos con trasfondo político, ha denunciado que "la FA tiene unas normas, las aplica y yo las acepto. Tengo que hacerlo. Eso no significa que esté de acuerdo". "¿Cuántas veces ha habido decisiones que, con el paso del tiempo, se demostraron que no eran justas? Lo acepto, pero no estoy de acuerdo. Lo lleve o no lo lleve, visible o no, el lazo amarillo siempre estará ahí", resumió en la rueda de prensa previa al duelo de este miércoles ante el Basilea.

Y añadió: "Estoy en este país trabajando y en el medio de todas las reglas. Eso no significa que esté de acuerdo o no; no significa que estén ellos en lo correcto o no. Lo dije desde el principio: si la FA siente que no debo llevar el lazo, lo aceptaré. Pero el hecho de que lo luzca o no lo luzca no significa nada". Sea como fuere, el pasado fin de semana, en el partido ligueroante el Chelsea, ya sustituyó el lazo amarillo por un narciso del mismo color -en señal de apoyo a la Fundación Marie Curie contra el cáncer-.

Asimismo, el técnico se refirió a la salida de tono efectuada por el jefe de la FA, Martin Glenn, que comparó el lazo secesionista catalán con la esvástica nazi o la estrella de David. "Martin Glenn se ha disculpado. Sin embargo, mi primera impresión cuando vi eso (las declaraciones) es que no había entendido los motivos del lazo amarillo. Hizo un comentario muy lejano de la realidad". "Quizá ahora sepa qué es lo que significa. No va sobre la independencia o la no independencia (de Cataluña): va sobre la gente que está en la cárcel por no haber hecho nada, es tan simple como eso", zanjó.

En efecto, Glenn se vio obligado a discuparse por las protestas que la comunidad judía lanzaron contra sus desatinadas declaraciones. El domingo vino a decir que el lazo amarillo, en definitiva, es un símbolo que crea división y afimró que la FA no iba a permitir ese tipo de objetivos en sus competiciones. Y estableció una comparativa de la que se disculpó este martes del siguiente modo: "Me gustaría disculparme por cualquier ofensa causada por los ejemplos que di cuando me referí a símbolos religiosos o políticos en el fútbol, especialmente cuando hablé de la estrella de David, que es un símbolo importante para toda la población judía en el mundo".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es