22 de mayo de 2019, 14:48:12
Deportes

FÓRMULA UNO


McLaren y Fernando Alonso sorprenden: prometen un éxito que no refutan los tests

EL IMPARCIAL

La segunda semana de las pruebas de pretemporada está resultando complicada para la escudería británica, aunque sus protagonistas reiteran seguridad en al competitividad de sus monoplazas.


En los dos primeros días de la segunda tanda de los entrenamientos de pretemporada de la Fórmula Uno, McLaren acumuló cinco averías y casi 300 vueltas menos que las que había previsto dar, en ese valioso trabajo de aprendizaje y mejora de los nuevo automatismos implementdos para este curso. Fernando Alonso, este miércoles, sólo pudo rodar en 54 giros, quedando apartado de la dinámica en buan parte de la jornada. Pero, a pesar de estos datos, en Woking mantienen la calma y el asturiano también afirma que todo saldrá bien.

Hace horas, antes de emprender la tercera fecha de esta segunda sesión de tests en Montmeló, el doble campeon del Mundial sorprendió al respetable con unas declaraciones que rezumaban convicción y hevemencia en su optimismo. A pesar de lo visto. "No estoy preocupado. Iremos optimizando el acoplamiento entre el motor y el chasis. Lo irán haciendo todos los equipos, que siempre buscan más eficiencia, reducir el peso, mejorar la aerodinámica y en ese sentido creo que vamos a llegar a Australia (primer Gran Premio de 2018) al cien por cien", avanzó.

"También, en el coche que tendremos en Australia llevan dos meses y medio trabajando en la aerodinámica y parece que es un coche increíblemente bueno, super desarrollado aerodinámicamente y luego llegas a la décima carrera y el coche ha mejorado un segundo, es decir que todo es una mejora constante y la integración con el motor también lo será, pero no quiere decir que lleguemos a Australia al 50%, vamos a llegar al 100%. Estoy contento con el comportamiento del coche. De momento todo va bien. Podríamos ir ya a Australia y me iría bien, zanjó.

Y es que, a pesar de arrastrar problemas en una rueda y relativos a la parte hidráulica y al aceite, el ovetense proclamó ser optimista "de cero a diez… once". Sólo le quedaba un día, este jueves, a McLaren para acelerar en el estudio de los ajustes a realizar, aunque, como aseguró Alonso, "llegamos a Australia preparados de verdad". Eric Boullier, jefe de equipo, se apresuró a aclarar que las averías en nada habían tenido que ver con el motor de Renault, a la espera de que sus monoplazas mejoraran las prestaciones en el final de la segunda tanda de probaturas oficiales.

Lo hicieron. Stoffel Vandoorne, que el martes sólo alcanzó a firmar 38 vueltas, en este día participó, sin sobresaltos, en el simulacro de carrera preparado por su equipo. Concatenaría el McLaren 151 giros. “Todo fue bien durante la simulación de carrera que hemos hecho, no ha habido sorpresas ni problemas importantes. Ahora Fernando tendrá el último día en el coche, veremos cómo va la fiabilidad en tandas largas, porque antes de tener un buen resultado necesitas poder estar en la pista, por eso ha sido un día importante el de hoy”, declaró el belga.

“Creo que tanto yo como Fernando, hemos tenido una sensación muy positiva en el coche desde el comienzo de las pruebas y todas las vueltas que he hecho hoy sólo han confirmado las sensaciones. Está claro que hay algunas cosas en las que tenemos que trabajar, pero nuestro coche en Melbourne será muy diferente", finalizó un piloto que finalizó sexto, a 1,6 segundos de Sebastian Vettel, que 'calzó' los mismo neumáticos. Todo ello mientras que Mercedes prosigue su maniobra de intimidación.

"No estoy interesado en los tiempos que ha hecho Ferrari. Lo que más me interesa es saber dónde vamos a estar en la Q3 cuando vayamos a Melburne. Ahora el coche va mejor, pero necesitamos entender qué es lo que está haciendo el resto de equipos. El equilibrio no es perfecto en el coche, pero es realmente una maravilla conducirlo y me siento más fuerte que el año pasado", ha subrayado un Lewis Hamilton que no esconde su aburrimiento en Barcelona. Se sabe superior y no lo esconde. Está deseoso de volver a saciar su hambre de afirmarse como una leyenda de este deporte. Este viernes será el último hueco para testar las modificaciones en los monoplazas, con Mercedes, Ferrari y Red Bull en clara ventaja.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es